Ir a versión clásica Ir a versión móvil
01 octubre 2016

Al Castilla le 'parte' un Rayo inesperadamente

  • Real Madrid Castilla 0-Rayo Majadahonda 1
Solari, Sergio Díaz, Real Madrid Castilla Solari, Sergio Díaz, Real Madrid Castilla
Sergio Díaz y Santiago Solari
Carlos Muñoz Carlos Muñoz

El Real Madrid Castilla perdió en el Alfredo Di Stéfano ante el Rayo Majadahonda por 0-1 con un gol tempranero de Jorge Félix. El conjunto de Solari lo intentó al final, pero se deja tres puntos importantes que le alejan de los puestos 'nobles' del grupo II de la Segunda B.

Un Castilla de menos a más

El Real Madrid Castilla se media a uno de sus rivales directo en la lucha por el playoff , que además venía con una buena racha de resultados y el partido no iba a resultar nada fácil para los de Santiago Solari. Los primeros minutos de partido se vió a un Castilla que quería tener el balón y a un Rayo Majadahonda que se encontraba cómodo a la hora de defender. La línea de presión de los de Antonio Iriondo era muy alta, por lo que no le era cómodo al filial madridista el crear juego desde atrás.

En un centro por banda derecha del Rayo Majadahonda, la mala fortuna acompañó al Real Madrid Castilla; un mal despeje de Hermoso le serviría en bandeja el primer gol del partido a Jorge Félix, que a puerta vacía adelantaba al conjunto que hoy vestía de rojo. El Real Madrid Castilla proponía juego basado en la posesión del balón y buscando las subidas de Tejero y Quezada, el Rayo Majadahonda por su parte salía a la contra con facilidad a la espalda de los laterales, creando muchos problemas atrás y con Carlos Abad jugando varias veces lejos del arco. En una de estas, Lienhart vió la primera amarilla por un agarrón para evitar que la contra del Rayo saliera adelante.

Se llegaba prácticamente al ecuador del primer tiempo y el conjunto de Solari no había conseguido crear ocasiones claras de peligro sobre la meta de Basilio. El partido entró en una fase donde las tarjetas salían muy rápido del bolsillo del árbitro. Un disparo cruzado de Mario dentro del área se iba al palo, pero se veía otra intensidad.

El tiempo pasaba y la afición se impacientaba cada vez que el Rayo Majadahonda tenía mucho tiempo la posesión y cuando combinaba con peligro cerca del área del CastillaEnzo quería echarse el equipo a la espalda, intentando dar muestras de la sobrada calidad que atesora, pero el entramado defensivo del rival era demasiado para el capitán blanco, que trato de sorprender con un disparo cruzado desde lejos, pero acabaría por marcharse fuera. Antes del descanso, Quezeda tuvo en sus botas tras una gran jugada individual el gol del empate, el disparo se marcharía fuera y la primera parte acabaría con una desventaja mínima para el Castilla.

Con la heroica está vez no bastó

En la segunda parte, no hubo cambios por parte del Real Madrid Castilla, sí hizo lo propio el Rayo Majadahonda, se retiró Ñoño y entró en su lugar Rubén Blanco. Lo intentaba el filial blanco con subidas por la banda izquierda deQuezada y con una presión más arriba a la hora de sacar el balón el rival, obligando así a tener mayor posesión.

El plan parecía surtir efecto, pues Carlos Abad apenas tuvo trabajo en los primeros minutos de segundo tiempo, y el peligro estaba cada vez más cerca de la meta de BasilioLiendhart lo intentó de cabeza tras un envío de OdegaardSolari dio entrada a Sergio Díaz por Enzo Zidane. El Castilla tocaba con peligro en tres cuartos de campo, pero le faltaba ese último pase que abriera las líneas y dejase una clara situación de gol; y cuando lo encontraba, no conseguía finalizar correctamente; Sergio Díaz tuvo en sus botas el empate tras una buena jugada personal dentro del área, pero su disparo se marchó fuera, el empate estaba más cerca que nunca. Sobrepasada la hora de partido, Solari metía más musculo y control en el centro del campo con la entrada de Javi Muñoz por Tena. El Rayo por su parte no iba a dar el partido por entregado, con jugadas aisladas de su goleador Jorge Félix, el conjunto madrileño aún estaba en el partido.

Solari agotaba cambios a falta de menos de veinte minutos retirando a Odegaard, quién realizó un partido muy discreto y metiendo a Valverde. El partido iba a entrar en una fase en la que las prisas y el tiempo y marcador en contra pesaban en los jugadores blancos, pérdidas de balón en campo propio, pases que no iban a ninguna parte, el choque terminó por convertirse en un 'correcalles' que no favorecía al Castilla. Iriondo también hacía lo propio con los cambios a falta de diez minutos para el final.

Los últimos minutos de partido fueron un constante envío de centros al área que despejaba la defensa del Rayo Majadahonda y oportunidades que perdía el Castilla a medida que la afición abandonaba el Alfredo Di Stéfano. Finalmente el Real Madrid Castilla caería en casa ante un rival directo y con ello una oportunidad de meterse en el playoff, queda mucha temporada, pero Solari tiene trabajo.

 
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información