Ir a versión clásica Ir a versión móvil

A la séptima fue la vencida

  • RM Castilla 4-2 Gimnástica de Torrelavega
RM Castilla 4-2 Gimnástica
Defensa Central Defensa Central

El conjunto de Alejandro Menéndez volvió a saborear la victoria en el partido que probablemente menos se esperaba.

Un gol en propia puerta, doble remontada, expulsiones, duelo entre un de los líderes de la clasificación y uno de los colistas, una afición volcada con el equipo... Quizá sólo faltara la lluvia pero el partido entre Real Madrid y Gimnástica cumplió muchos de esos requisitos que hacen de un rutinario partido de fútbol algo épico.

Con la única novedad en el once respecto al último partido contra el Vecindario de Fran Rico, por el sancionado Mosquera, el Real Madrid Castilla saltó al césped para disputar esta duodécima jornada de Liga con la premisa y necesidad de ganar. Este Castilla se crece ante los buenos rivales y así, uno y otro equipo, disputaron una primera mitad a tumba abierta. Un constante ataque a la portería rival  con las ocasiones más claras para los de casa.

Una bonita jugada trenzada en los primeros compases del partido entre Cordero, Raúl Ruíz, Szalai y, finalmente, remate de Acuña, desvelaría una trama que se repetiría: sobresaliente Cordero y Raúl Ruíz en las tareas de asistencia y llegada del esférico al área… mientras que Szalai y Acuña, suspendían en esta primera mitad en lo que a finalización se refiere, con dos notables ocasiones fallidas para cada ariete. La más clara: uno contra uno de Javier Acuña que yerra solo frente al portero Iván (min. 37).

Capítulo aparte merece el colegiado del partido, condescendiente con ciertas acciones del rival y desacertado con algunas locales durante el encuentro.

Acuña redimía sus fallos y lograba abrir el marcador con su gol en el primer minuto de la segunda parte tras una nueva gran internada por la banda de Raúl Ruíz. La Gimnástica no sería actor pasivo y cinco minutos más tarde ponía las tablas en el marcador. Collado culminaba un contragolpe visitante batiendo a Antonio Adán. Y mientras Raúl Ruíz y Acuña seguían en su empeño de afianzar su sociedad, la suerte volvía a erigirse protagonista. Primero, una llegada visitante ya resuelta finalizó con un gol en propia puerta de David Mateos; y segundo, un gran disparo de Szalai (min.59) se encontró directamente con el travesaño. El filial se volcó al ataque y el propio ariete húngaro disfrutó de otra ocasión más (min.80) mientras que Acuña también remataba y erraba sólo en el área (min.84).

 

Premio al vendaval blanco
A falta de cinco minutos para el final, la justicia se imponía y los  blancos, con uno menos desde el minuto 67 tras la expulsión de Gary; Cordero, ya en el descuento, también vería la roja, penalti a favor de los blancos… Gol de Fran Rico (min.87)… El Castilla no se conformó con las tablas y fue a por todas… Contragolpe magistralmente resuelto por Juan Carlos (min.89)… Y después, premio a la afición y al trabajo con un nuevo claro penalti sobre CristianFran Rico celebraba así dos premios: el colectivo y el personal, tras volver a marcar después de más de un año lesionado.

Con este resultado los madridistas salen de los puestos de descenso, sumando 13 en 12 jornadas en las que la acumulación  de empates de los blancos está lastrando un juego que merece estar arriba por voluntad y trabajo.

Fotografía: realmadrid.com

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información