Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Castilla, justo en la línea que separa el bien del mal

  • El filial madridista al borde de la zona de descenso
Es decimosexto en la tabla
Elena Costa Elena Costa

El Real Madrid Castilla lleva dos semanas seguidas al borde de la zona del descenso, en la posición decimosexta, ese puesto se encuentra justo un escalón por encima de la zona fatídica de la tabla, es decir, los puestos de descenso.

El equipo de Alejandro Menéndez lleva desde el primer partido de la temporada tonteando con la zona baja de la clasificación, a pesar de que los chicos del filial lo intentan semana tras semana, los resultados no están siendo buenos. Y es que el primer partido de la Liga ya comenzó con mal pie. El filial madridista perdió 1-3 en el derbi contra el Atlético B y se colocó al final de la primera jormana en los puestos de descenso en la decimoséptima posición.

Y en esa posición se mantuvo en las dos jornadas posteriores hasta llegar al cuarto partido de la temporada que tras empatar 2-2 contra el Cacereño cayó todavía más bajo, al decimoctavo puesto. Sin embargo, a la semana siguiente las cosas parecían que empezaban a funcionar ya que después de la primera victoria de la temporada por 3-1 frente al Sporting, el equipo de Alejandro Menéndez salió de los puestos de descenso y se colocó, decimoquinto. En esa misma posición se mantuvo hasta la jornada ocho que subió un puesto más para colocarse decimocuarto, su mejor posición de la temporada en la que se mantuvo hasta la décima jornada con un empate a uno frente al Leganés.

A partir de ahí, el Castilla ha podido mantenerse fuera de la zona de descenso pero a duras penas, ya que desde hace dos jornada está justo en la línea que separa el bien del mal, es decir, en la decimosexta posición, justo un peldaño por encima de los puestos de descendo. Tras dos derrotas consecutivas contra el Villanovense y la del domingo pasado ante el Oviedo, el filial necesita ya conseguir los tres puntos si no quiere seguir jugando con fuego.

El trabajo y el esfuerzo del equipo de Alejandro Menendez es indiscutible pero hay que buscar soluciones porque según se ha visto durante la temporada parace que eso no es suficiente. El escaso rendimimiento goleador del equipo puede ser una de las claves. En los próximos partidos habrá que afinar la puntería para poder acercarse a la zona media de la tabla.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información