Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Nueva victoria de un Castilla de primera

  • RM.Castilla 2-1 Cacereño
RM.Castilla 2-1 Cacereño
Alberto Piñero - Estadio Alfredo Di Stéfano Alberto Piñero - Estadio Alfredo Di Stéfano

El filial blanco se llevó hoy tres puntos ante el Cacereño desde la calidad, pero también desde el oficio. Fue el único que puso algo de fútbol sobre el campo ante una defensa muy cerrada y un árbitro que nunca le fue beneficioso, y los goles en la primera mitad de Samu y Juan Carlos fueron suficientes.

Después de que esta semana cuatro jugadores del Castilla fueran convocados con el primer equipo, había más expectación que nunca ante la visita del Cacereño al estadio Alfredo Di Stéfano. Alejandro Menéndez incluyó en la convocatoria al póker de jugadores que estuvieron ayer en Riazor, y de hecho sólo Raúl Ruíz se quedó en el banquillo, pues tanto Mosquera, como Mateos y Rodrigo fueron hoy de la partida.

Como suele ser habitual, el equipo merengue impuso su fútbol de toque desde el inicio del partido, y no tardó mucho en ponerse por delante en el marcador gracias a un tanto del siempre batallador Samu. El menudo delantero aprovechó un rechace dentro del área para hacerse un auto-pase y cruzar el balón por alto de forma que no pudiese llegar el meta del conjunto cacereño. Era el minuto 22, y si el filial blanco no terminó de matar el partido antes del descanso fue porque el árbitro no lo permitió. El juego subterráneo de los experimentados jugadores del Cacereño para parar al Castilla en el centro del campo dio sus frutos, pues el colegiado Manuel Vidal sólo veía infracciones del lado merengue, lo que imposibilitó mucho el juego del Real Madrid.

Juan Carlos marcó el segundo tras un pase magistral de Mateos

FICHA TÉCNICA

2 - RM Castilla: Adán; Nacho, Juanan (Fran Rico 63’), Gary, Marcos Alonso; Luis Hernández, Mateos, Mosquera, Juan Carlos (Vázquez 85’); Samu y Rodrigo (Cristian 48’).

1 - Cacereño: Vargas; Julio, Tito, Cazorla, Rocha, Estevez (Leandro 67’), Rai (Ito 78’), Tomas, Dieguito, Lolo, Yannick (Salva 52’).

Goles: 1-0, Samu (22’); 2-0, Juan Carlos (43’); 2-1, Rai (45’).

Árbitro: Manuel Vidal (Com. Gallego). Amonestó a Juan Carlos (33’).

Incidencias: Estadio Alfredo Di Stéfano. Al inicio se guardó un minuto de silencio en señal de duelo por ‘Pachi’, exjugador del Castilla y técnico de las categorías inferiores. Los jugadores del Castilla saltaron con una camiseta de apoyo a Javier Acuña, presente en las gradas. Ramón, Martínez, Emilio Butragueño, Miguel Pardeza, Toril, y Miguel Ángel ‘El Gato’ estuvieron presenciando el partido desde el palco.

Tuvo que ser con un pase en profundidad como el Castilla rompiera la defensa visitante. Fue esta vez Mateos disfrazado de Guti el que asistió magistralmente a Juan Carlos desde la medular. Como viene siendo habitual en las últimas semanas, el extremo blanco no falló de cara a portería. Dribló a Vargas, el meta del Cacereño, y marcó a puerta vacía. Era el minuto 43, y parecía la puntilla definitiva a un conjunto visitante que no había aportado nada al partido en toda la primera parte, sin embargo en una jugada aislada, Rai recortó distancias antes del descanso en un mano a mano con Adán. El remate venía precedido de una jugada en la que los jugadores blancos reclamaron falta y que el trencilla, como en todo lo que iba de partido, no pitó.

Afortunadamente para los intereses merengues, el gol del Rai no desanimó para nada a los jugadores blancos. Y es que tras el descanso fue el Castilla de nuevo el que tuvo el control del esférico y el único que quiso poner algo de fútbol en el Alfredo Di Stéfano. Ante una defensa del Cacereño casi numantina, el filial blanco estuvo menos preciso de lo habitual, por lo que le costó mucho llegar al área rival y se deslució bastante el partido. Samu tuvo la oportunidad más clara en el minuto 71, pero erró un buen centro de Juan Carlos desde el área pequeña fruto quizás del agobiante (por no decir ilegal) marcaje del defensa de verde. Dos minutos más tarde derribaron a Samu en el área visitante en una jugada muy embarullada, pero claro, ante la duda y con los precedentes, el colegiado hizo la vista gorda. El Cacereño estuvo a punto de marcar cerca del final del partido en una jugada con varios rechaces en el área blanca, pero ni con esas fue capaz. Se sufrió un poco al final con esa última oportunidad, pero poco más dio de sí el encuentro, no le hizo falta más al Castilla para llevarse tres puntos vitales para engancharse a la lucha por los puestos altos en un día complicado dados los ‘ascensos’ de tres de sus titulares.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información