Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Puertollano desluce el golazo de Rodrigo en el descuento

  • RM.Castilla 1-1 Puertollano
RM.Castilla 1-1 Puertollano
Alberto Piñero - Estadio Alfredo Di Stéfano Alberto Piñero - Estadio Alfredo Di Stéfano

El Castilla se dejó hoy dos puntos en el camino cuando tenía todo para ganar. El Puertollano planteó un partido muy defensivo con hasta cuatro marcajes individuales, y le salió bien, pues el Castilla anduvo muy poco fluido en el ataque. El esfuerzo realizado durante ochenta minutos por los de Menéndez a punto estuvieron de dar sus frutos al Castilla con un golazo de Rodrigo para enmarcar, pero un error en defensa en el descuento permitió al conjunto castellano-manchego arrancar un punto del Di Stéfano. Un punto que no sabe igual en las filas blancas, donde quedó la sensación de haber perdido dos.

Frío se quedó el madridismo la semana pasada cuando se suspendió el partido del Castilla ante el Cerro Reyes. Y cualquiera diría que estos quince días sin fútbol habían afectado a los chicos de Alejandro Menéndez, pues en la cálida mañana de domingo, han estado más fríos que nunca ellos también. Irreconocibles casi. El partido ante el Puertollano se prometía vital, pues apenas les separaban tres puntos de distancia, y el conjunto castellano-manchego salió al verde del Alfredo Di Stéfano con la lección muy bien aprendida para desactivar el fútbol de toque del Castilla.

El Puertollano dispuso una defensa de cinco y hasta cuatro marcajes individuales para desactivar al Castilla

Benigno Sánchez dispuso una defensa de cinco para contener al Castilla con dos centrales haciendo marcaje individual sobre Samu y Rodrigo respectivamente, y un jugador haciendo de líbero, algo que hacía tiempo que parecía desterrado de los terrenos de fútbol. Y en el centro del campo, los dos mediocentros azulones también realizaron un férreo marcaje a Mosquera y Fran Rico. El fútbol no le preocupaba a los castellano-manchegos, que dejaron todo el ataque en los pies de su único delantero. Pero eso sí, la ‘encerrona’ le fue a las mil maravillas al Puertollano durante prácticamente todo el partido, y es que los chicos de Menéndez no supieron o no pudieron zafarse de esta defensa, sobre todo en la primera mitad. Desde las bandas apenas se creaba peligro, y la entrada por el centro estaba más que acordonada, con lo que las llegadas al área rival eran muy previsibles, cuando no prácticamente inexistentes.

Las dos únicas ocasiones del Castilla en la primera mitad llegaron precisamente desde las bandas. Una, en el minuto catorce, a un centro de Marcos Alonso desde la izquierda que remató Mosquera desde el área pequeña. Desafortunadamente para el conjunto blanco, el portero visitante desactivó esa conexión de ‘primera’ así como el remate posterior de Samu. Y la otra ocasión llegó en el minuto 26 con un tiro cruzado desde la frontal del área de Luis Hernández que despejó el portero y al que a punto estuvo de llegar Juan Carlos. El Puertollano por su parte, en toda la primera parte apenas dispuso de un disparo flojo de Ortiz, su ariete, en un embrollo en el área al saque de un córner donde los visitantes pidieron penalti. Pero eso sí, aunque se olvidó de jugar al fútbol, a punto estuvo de adelantarse nada más comenzar la segunda parte si no llega a ser por Mateos. De nuevo Ortiz, el único que cercaba a la zaga merengue, recortó a Adán en un mano a mano, pero cuando tenía toda la portería y ya estaba casi celebrando el gol, Mateos se cruzó en la trayectoria del balón como un rayo.

 -          La ficha:

 1 - RM.Castilla: Adán; Nacho, Gary, Mateos, Alonso; Juan Carlos (Sarabia 77’), Fran Rico (Cordero 54’), Mosquera, Luis Hernández; Samu (Cristian 54’) y Rodrigo.

1 - Puertollano: Calleja; Ormazabal, Cordoba, Pomar, Medina, Ortiz (Gallego 72’), García (Vinicius 90’), Gomis, Barrera, Pelegrina y Martín.

Goles: 1-0, Rodrigo (80'); 1-1, Honorio (90' ).

Árbitro: Rubén Gómez (Com. Castellano-Leonés). Amonestó a Pelegrina (14’), Fran Rico (21’), Germán Córdoba (29’), Mosquera (35’), Mateos (70’), Sarabia (78’).

Incidencias: Estadio Alfredo Di Stéfano. Media entrada. En el palco, Sergio Ramos, Jorge Valdano, Miguel Pardeza, y Emilio Butragueño, entre otras personalidades.

El golazo de Rodrigo parecía definitivo, pero un fallo en el descuento dio al traste con la victoria

El partido entró en una dinámica muy peligrosa para el Castilla en la segunda parte. Los jugadores merengues trataron de desarbolar al Puertollano con una movilidad que no se había visto en la primera mitad, sobre todo en la banda izquierda, donde Juan Carlos y Marcos Alonso anduvieron más finos en ataque que Luis H. y Nacho en la derecha. Pero la imprecisión en algunos pases estuvo cerca de costarle algún disgusto cuando los jugadores estaban descolocados. Bien pudo haber marcado el Castilla si el colegiado hubiera pitado un más que posible penalti sobre Rodrigo en el 65 cuando un defensa azulón obstaculizó al hispano-brasileño dentro del área, pero parecía que esta mañana no iba salirle ni eso al filial merengue.

Por un momento, sí que parecía que la dinámica iba a cambiar. Y es que en el minuto 80 Rodrigo parecía desatascar definitivamente el partido. El ‘9’ merengue aprovechó prácticamente el único balón que su marcador le dejó recibir en una posición ventajosa. Recibió el cuero en la esquina derecha del área castellano-manchega y se fue abriendo hacia el centro quitándose rivales del medio hasta que vio el hueco para lanzar un misil tierra-aire de los que es difícil ver no ya en Segunda B, sino incluso en Primera División. Rodrigo imprimió una fuerza inusitada al balón, que salió directo hacia la escuadra izquierda de la portería visitante. Lo único que hubiera hecho más bonito el gol hubiera sido un marco. Desafortunadamente para el Castilla, la alegría no iba a ser plena, pues en el descuento el Puertollano le quitó dos puntos al filial blanco cuando ya los tenía guardaditos en su bolsillo. Honorio aprovechó un balón que parecía que llegaba a Adán para colarse entre el meta blanco y el defensa y marcar a puerta vacía. Una lástima después del magnífico partido que habían cuajado tanto Adán como Gary. Un punto por tanto que sabe a bien poco al equipo madridista después de haber estado tan cerca de la victoria, y más tras un golazo como el de Rodrigo.

FOTOS: realmadrid.com

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información