Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Una Real fábrica de porteros (II)

  • DC descubre en exclusiva la Escuela de Porteros del Real Madrid en un extenso reportaje con tres capítulos. Hoy, el turno de los propios porteros madridistas
DC descubre en exclusiva la Escuela de Porteros del Real Madrid en un extenso reportaje
Alberto Piñero - El reportaje Alberto Piñero - El reportaje

Porteros como Zamora, Agustín, Betancort, García Remón, Miguel Ángel, Buyo, Cañizares o el propio Casillas forman parte ya de la Historia del fútbol español. Y han entrado en ese Libro de Honor defendiendo la meta del Real Madrid, un club que guarda una tradición de cancerberos excepcional y que quiere seguir manteniéndola intacta, cuando no agigantarla. Para ello precisamente el club blanco creó la Escuela de Porteros en el año 2004, una auténtica fábrica de guardametas que les descubrimos en exclusiva en Defensa Central en un laborioso reportaje que contará con tres capítulos. Ayer fue el turno de los orígenes, el funcionamiento y los entrenadores de la Escuela. Hoy, es el día de los propios porteros de la cantera del Real Madrid.


Roberto Vázquez con los Juveniles: (De izq a dcha) Andrés Prieto, Aleix Manzano, Ricardo Alonso, y Diego Orozco

Y es que además de conocer el punto de vista de los entrenadores y responsables de la Escuela de porteros del club merengue, era necesario también saber de primera mano la opinión que tienen los propios porteros. Para ello, de los veintiocho porteros que hay en la cantera merengue, Defensa Central pudo hablar en exclusiva con cuatro de los guardametas de La Fábrica: Tomás Mejías, del RM.Castilla, a pesar de que juega con el Real Madrid C; Diego Orozco, del Juvenil A además de ayudante de los entrenadores de porteros; Andrés Prieto, del Juvenil B; y Sergio Rodríguez, del Cadete B. Además, también pudo contar con Antonio Adán, tercer portero del Real Madrid aunque esta temporada está jugando con el Castilla, y seguramente uno de los mejores referentes del trabajo que se realiza en la cantera blanca con los porteros junto al propio Mejías y a Felipe Ramos. Todos ellos tienen distintas edades, militan en diferentes categorías, y ninguno ha defendido la elástica del Madrid durante las mismas temporadas que sus compañeros. Pero eso sí, todos parecen coincidir en que la Escuela de porteros funciona, y cumple con sus cometidos.

Sergio Rodríguez por ejemplo es el más joven de todos, apenas lleva en el club nueve meses y, según él, la diferencia con su anterior club es "muchísima". "Aquí hay mucho mejores entrenadores, mejores infraestructuras, y también los entrenamientos son distintos, aquí son más específicos. En mi 'época' nunca había jugado con los pies y aquí, desde el primer día" asegura con una inocente incredulidad. "He notado muchísimo el cambio. Ahora me noto mejor, más hábil de reflejos y mucho más seguro". Andrés Prieto por su parte es un par de años mayor que Sergio, pero al igual que él, esta es tan sólo su segunda temporada, con lo que aún tiene fresco el cambio tan grande que dice que notó cuando arribó al Real Madrid. "Aquí se trabaja mucho más la técnica, antes hacía unos

Antonio Adán (i) y Tomás Mejías (d) posan en exclusiva para DC

entrenamientos más simples. En este año y medio también me noto que he mejorado porque cuando llegas, los de aquí están muy por encima de ti en cuanto a técnica. Lo que más me sorprendió el año pasado fue descubrir que te tratan ya como a un profesional. Se nota mucho la diferencia".


Diego Orozco
es también Juvenil al igual que Andrés, pero en cambio lleva ya ocho años en el Real Madrid y además colabora entrenando a los Alevines y los Benjamines, con lo que tiene otro punto de vista del funcionamiento de la Escuela. "Ahora no es sólo que note que paro más, sino que sé leer mejor el juego, actuar en cada situación del partido. Y donde más lo noto es en los porteros que vienen de fuera, porque o llegan de equipos donde no tienen preparadores específicos o no trabajan todas las área como lo hacemos aquí". Mientras tanto, Adán y Mejías se encuentran ya en un escalón por encima en lo que a formación se refiere. Pero eso sí, con catorce y diez años en el club respectivamente, aseguran no dejar de aprender aún. "Si pensamos que con veintidós años lo tenemos todo aprendido estamos equivocadísimos. Sólo hay que ver a Iker, que dice que cada día mejora. Si él lo hace, imagínate nosotros" espeta Antonio.

A su edad y con su experiencia, ambos tienen ya una perspectiva más global de lo que supone la Escuela para la formación de porteros, y no dudan de su eficacia. "Hasta que no pierdes esto, no ves lo que se está logrando" asegura Tomás, "hablo con amigos, compañeros de otros equipos y sólo con lo que me cuentan ya veo la diferencia que existe entre este club y los otros". Antonio por su parte, además de su propia carrera, también tiene a su hermano Alfonso en los Infantiles y analiza lo que su hermano evoluciona, con lo que no se desvía ni un ápice del camino marcado por su compañero. "Entrar aquí y que haya una persona que se dedique a ti se nota muchísimo. Una semana tras otra te hacen portero, llegas con unas cualidades sí, pero quien te las trabaja y te las pule es el entrenador de porteros".

¿Cómo debe ser el portero ideal?

A pesar de que los más noveles de los cinco dicen no recordar a sus preparadores en su época de profesionales, en lo que a los entrenamientos se refiere parece que el mensaje de los entrenadores sí que ha calado entre los porteros de La Fábrica. Y es que tanto Sergio como Andrés y Diego coinciden en qué es en lo que más insisten sus preparadores. "Sobre todo en el agarre de las manos y la velocidad de reacción" asegura el Cadete, que añade que también trabajan mucho "el marcaje de balón y saber jugar con el esférico". Algo que a su vez recalca Andrés: "más que a parar, te enseñan a prever que puedas parar, porque igual con un mal saque has provocado que te disparen a puerta". Por otra parte, esa misión de inculcarles lo que es el Real Madrid parece que tampoco ha caído en saco roto. "Este club siempre ha tratado muy bien a los porteros, y conforme vas subiendo notas la responsabilidad de lo que es la portería del Real Madrid, que tiene que estar uno de los mejores y hay que demostrarlo. Te llegan un par de veces sólo y las tienes que parar, porque si no, no vales para este club" sentencia Mejías.

Pero no sólo en eso coinciden con los Miguel Ángel, Roberto, Canales y Diezma, pues a la hora de 'mojarse' en los debates sobre porteros, pronto se adivina que todos en la Escuela tienen la misma visión sobre cómo debe ser un guardameta. Así pues, para ellos también, un cancerbero tiene que haberlo 'mamado' desde la cuna, debe saber jugar con los pies, no tiene por qué ser alto, y debe ser el líder del equipo. Es más, para Sergio, "el portero se debe sentir el segundo entrenador en el campo" incluso. Con toda su carrera por delante, todos coinciden también en que quizá falte reconocimiento social hacia los porteros en general y en que gustaría que hubiera un poco más si cabe. "Hay algunos porteros que son muy importantes incluso sin hacer grandes paradas, y nunca salen" explica Adán. Al igual que sus entrenadores, nadie entre los jóvenes cree que un portero lo pueda parar todo, aunque eso sí, Mejías deja una curiosa reflexión que dice mucho de su evolución en el club blanco. "Conforme voy subiendo veo que en todos los goles que encajo puedo hacer algo. Si no es en el momento del gol, instantes antes... pero hay que asumir que te pueden meter goles, claro" dice luego ya entre risas.

Andrés Prieto (i) y Diego Orozco (d) posan en exclusiva para DC

¿Son capaces de pararle una falta al mismísimo Cristiano Ronaldo?

En ese mismo sentido, Defensa Central quiso sondear el grado de confianza en sí mismos que tienen los porteros de La Fábrica y saber si se sentían preparados para detenerle uno de sus famosos 'tomahawk' a Ronaldo. Y el resultado es sorprendentemente alentador en el más joven de todos. "Es muy difícil" dice Sergio, para luego añadir sorpresivamente: "bueno, de diez igual sí me podría parar dos o tres". Adán por su parte responde desde su propia experiencia personal. "Si le sale un tiro de los suyos, por mucho que estés cuarenta días con él, no la sacas. Yo me pongo mano a mano con él los viernes después de los entrenamientos y es increíble. Estás en mitad de la portería y siempre esperas que el balón te haga un extraño. Tira muy fuerte y con esos balones es complicadísimo pararlo. De diez alguno me mete" explica el que a día de hoy es el tercer portero del Real Madrid.

En la misma línea de plantear hipotéticas situaciones futuras a los porteros madridistas, es precisamente Cristiano Ronaldo el jugador al que nunca desearían tener enfrente ninguno de los dos Juveniles, mientras que Sergio se decanta por Raúl, porque "es el único que nunca da un balón por perdido". Tomás Mejías por su parte deja un certero mensaje. "Como portero, no me gustaría tener delante a ninguno de los mejores jugadores del mundo... ¡pero ojalá los tuviera!". Touché. Mirando hacia la línea de retaguardia, es Pepe el jugador al que tanto Sergio como Diego y Andrés preferirían tener de su parte defendiendo la misma portería, mientras que esta vez es Adán el que consigue dar en el clavo. "¿Con qué defensa estaría más cómodo? Sin duda con la que tengo". Touché de nuevo.

Los mejores porteros y las mejores paradas

 

Al igual que ya sucediera con sus entrenadores, también es interesante saber cuáles son esas paradas que han quedado en el recuerdo de los guardametas madridistas y, cómo no, la de su entrenador Miguel Ángel en el Mundial de 1978 no faltó. "Está en el 'Top 2' de paradas en Real Madrid Televisión" apunta Diego. Eso sí, los jóvenes cancerberos incluyeron también en su lista de favoritas la que Casillas le hizo esta misma temporada a Perotti en el Sánchez Pizjuán, que ninguno de sus preparadores había mentado.

Respecto a esos metas que son referentes en la Escuela de Porteros a día de hoy, son muchos los nombres que se ponen encima de la mesa. "Casillas me gusta, pero más Diego López" asegura Sergio. "De pequeño siempre era de Cañizares" recuerda Andrés, que tampoco quiere dejar fuera del saco a Diego López y Palop. Diego por su parte se declara seguidor de Arconada. Y es Adán el que desde su madurez desvela más cartas de todos. "Siempre me han gustado porteros como Kahn, Van der Sar, o Schmeichel, que tienen carácter. O Buffon, que es completísimo". Pero eso sí, por encima de todos ellos está Iker Casillas, el referente por excelencia en la Escuela de Porteros como ya aventuraban los propios entrenadores. "Como Iker no para ninguno" añade el propio Adán al hablar de su compañero, "es de lo que se trata, y éste es el que mejor lo hace".

Sergio Rodríguez (Cadete B)

Casillas, un referente en La Fábrica

Cada uno de los porteros destaca una cosa del mostoleño, lo que demuestra lo completo que es, y también el grado de admiración existente en La Fábrica. "He tenido la suerte de verle cómo se prepara y, si tuviera que destacar una cosa de Casillas, es cómo se concentra para los partidos" explica el propio Adán. Diego por su parte destacaría los reflejos y el "espectacular" tren inferior del guardameta madridista, mientras que Andrés se quedaría con "la personalidad que tiene y la seguridad que transmite".

Casi once años han pasado ya desde que Casillas debutara con el primer equipo y, con el paso del tiempo, el canterano se ha convertido por méritos propios en el monopolizador absoluto de la portería madridista. Con ese puesto cubierto con plenas garantías y el hueco de segundo guardameta ocupado por Dudek, esta temporada Antonio Adán está jugando con el Real Madrid Castilla los domingos a pesar de entrenarse durante el resto de la semana con Xabier Manzisidor en el primer equipo. Y en análoga situación se encuentra el propio Tomás Mejías, que compite con el Real Madrid C a pesar de entrenarse con el Castilla. "Hay momentos en los que esto es perjudicial" confiesa Adán, "siempre está ahí esa duda al no estar día a día con tus compañeros, que no te vean como entrenas y que bajes el domingo y juegues porque sí, sobre todo cuando las cosas van mal". "Es una situación difícil, es sobre todo una cuestión mental cuando tienes que bajar. Entrenas con Ronaldo y Casillas y luego te tienes que bajar a Tercera" apunta Mejías. A pesar de ello, ambos reconocen estar llevándolo bastante bien, y eso sí, no se olvidan de sus compañeros. "Tienes a alguien detrás que no juega y está entrenando toda la semana como el que más. Supongo que para él es complicado eso de que a ti te vaya bien, y bajes y juegues" destaca Adán. Afortunadamente, ambos aseguran llevarse muy bien con sus respectivos compañeros y de nuevo Adán ensalza la figura de su compañero Felipe Ramos, otro de los guardametas más prometedores de la cantera madridista a día de hoy junto a ellos dos. "De Felipe puedo decir que es un profesional y todo un compañero. Dentro del vestuario, a pesar de que no juega, es uno de los que más grupo hace y luego entrena como el que más".

Los canteranos, ¿posibles relevos de Dudek?

 

A pesar de lo enrevesada que es esta situación (circunstancia que los entrenadores entienden que es la más beneficiosa para el club para que así no pierdan el ritmo de competición), ninguno de los dos cae en clasificar a Casillas como el que esté tapando el hueco a los canteranos. "¡Qué mejor ejemplo que él! Tuvo su oportunidad y está siendo el mejor. ¿Si es un tapón? Pues hasta cierto punto, porque ahora es indiscutible, pero nunca se sabe" argumentan Adán y Mejías, que son precisamente dos de los candidatos a ocupar el puesto que previsiblemente dejará Dudek este verano al acabar contrato.

No son los únicos, y quizás por eso el mensaje que lanzan es sólo moderadamente optimista. "Hay que trabajar y demostrar que puedes estar ahí. Y si al final deciden que no, pues a seguir trabajando. Esto no se acaba aquí ni en ningún lado, en los últimos años han salido muchos porteros que están siendo internacionales y están en los mejores equipos de España y Europa" apunta Adán. "Estar en esa plantilla siempre es ilusionante y más para nosotros, pues es nuestra aspiración, pero estamos en el mejor equipo del mundo y es difícil tener esa oportunidad. Si te la dan, la aprovechas. Y si no, hay que seguir trabajando para intentar tenerla" espeta Mejías cuando se le menta esa posibilidad. Una oportunidad que sin duda sería la guinda ideal para todo el trabajo que, como se ha visto en Defensa Central, se realiza desde la Escuela de Porteros del Real Madrid durante toda la temporada.

 

¡No los pierdan de vista! Aquí están los futuros porteros del Real Madrid
  Antonio Adán
(13 mayo 1987)

Tercer portero del Real Madrid.
12ª temporada

"Experimentado, seguro, de enorme talla y gran calidad con los pies"

Tomás Mejías
(30 enero 1989)

RM.Castilla
10ª temporada


"Gran
proyección, maneja muy bien todos los aspectos del juego"
 
Diego Orozco
(31 enero 1991)

Juvenil A. 8ª temp.
Entrena a los porteros Infantiles y Benjamines.


"Se puede confiar en él. Tiene muy buenos reflejos"
Andrés Prieto
(17 octubre 1993)

Juvenil B
2ª temporada


"Físicamente imponente. Muy seguro, maduro y trabajador"

Sergio Rodríguez
(07.06.95)

Cadete B
1ª temp.


"Fuerte y valiente. Domina su área"

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información