Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Castilla da la cara jugando con nueve

  • Meritorio triunfo de los de Alejandro Menéndez jugando los últimos 20 minutos con nueve jugadores
Castilla 1 - 0 Pontevedra
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

Hay victorias que tienen un componente moral extra por las dificultades que hay que superar para conseguirla. Y eso es lo que ha hecho el Castilla ante el Pontevedra en la ciudad deportiva de Valdebebas. Pese a que jugaron los instantes finales del choque jugando con nueve, los de Menéndez pudieron rentabilizar el gol anotado por Sarabia en el minuto 48.

 

Tras las tres derrotas consecutivas ante el Universidad de Las Palmas (3-0), Celta B (1-2) y Extremadura (2-0), el Castilla necesitaba imperiosamente la victoria ante el Pontevedra para no quedarse estancado en la zona baja de la tabla. Enfrente, uno de los rivales más duros de éste grupo I de la Segunda B, cuyo objetivo esta temporada no es otro que el de intentar ascender a la Liga Adelante.

Como se pudo ver en las jornadas anteriores, es más que evidente que el Castilla no está atravesando por su mejor momento futbolístico. Esto se pudo constatar en la primera parte, en loa que los de Alejandro Menéndez tenían serias dificultades para enlazar cinco pases seguidos, y apenas inquietó la portería pontevedresa. Es más, Jesús Fernández, el portero del Castilla, fue el gran artífice de que el resultado al descanso fuera el cero a cero inicial.

Sin embargo, el partido se revolucionó en la segunda parte, en buena parte por el tempranero gol de Sarabia (min.48), quien culminó la que fue sin duda la mejor jugada colectiva del filial madridista en todo el encuentro batiendo de tiro cruzado al portero del Pontevedra. Parecía entonces que el Castilla podía cerrar el partido al contragolpe, pero el árbitro, que quería tener su cuota de protagonismo, se encargó de nivelar la balanza.

El colegiado expulsó de una manera más que rigurosa a Juan Carlos y a Mandi, y los de Alejandro Menéndez no les quedó otra que guardar la ropa para evitar que el conjunto gallego empatara el choque. Fueron 20 minutos de asedio sobre la portería defendida por Jesús Fernández que fueron defendidos de manera excepcional por la zaga castillista. Mención especial merecen Goñi, un muro atrás, y el propio Jesús, todo un seguro bajo palos. Finalmente los de Menéndez consiguieron sumar los tres puntos, que ahora deben pensar en el compromiso ante el Deportivo B del próximo fin de semana.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información