Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Goleada balsámica para el Castilla

  • El Castilla fue muy superior al Cerro Reyes. El filial tiró de efectividad en la primera mitad para encarrilar el partido. Sarabia y Álex marcaron y estuvieron de sobresaliente
RM.Castilla 3-0 Cerro Reyes
Alberto Piñero - Alfredo Di Stéfano Alberto Piñero - Alfredo Di Stéfano

El Real Madrid Castilla dio hoy una bofetada a las críticas con una goleada ante un rival que marchaba seis puestos por encima. El filial tiró de esa efectividad que en otras ocasiones le había vuelto la espalda para encarrilar el partido en la primera parte con dos goles. El primero llegó con la firma de un Sarabia hoy de sobresaliente, que marcó de falta directa, y el segundo fue de Mandi al saque de un córner. La expulsión del central visitante y el bellísimo ‘tomahawk’ de Álex nada más volver del descanso dejaron el encuentro en bandeja para un Castilla que terminó mareando al Cerro Reyes, y que suma tres puntos vitales. Primero para subir puestos en la tabla y enteros en el ánimo de la plantilla, pero también para calmar los ánimos de los críticos.

Y es que apenas se habían disputado seis jornadas, pero el Real Madrid Castilla recibía al Cerro Reyes extremeño en el Alfredo Di Stéfano con relativas urgencias. Y es que apenas habían ganado dos partidos, lo que le había dejado muy abajo en la clasificación y había encendido además las alarmas incluso entre el madridismo. Sin embargo, a la séptima iba a llegar la redención.

Y eso a pesar de que el filial blanco se plantaba con bajas importantes como la de Raúl Goni (sancionado), Juan Carlos (convocado con el primer equipo) o Fran Rico (lesionado). Nacho retomó su sitio en el centro de la defensa junto a Juanan, Mandi y Álex formaron la dupla de mediocentros, y Denis debutó como titular en un extremo dejando a Sarabia hoy nuevamente con más libertad en la mediapunta. Y a pesar -o gracias- a estos retoques lo cierto es que el Castilla demostró aires renovados ante su afición. Primero, porque fue muy efectivo en la primera mitad. Y también, porque ya con el partido muy a favor retomó el estilo de toque-toque que le caracteriza creando además bastante peligro.

Clave para ello fueron los dos primeros goles. Y es que en una primera parte donde no hubo muchas ocasiones ni fútbol, ambos tantos llegaron muy seguidos y con el partido dando sus primeros pasos. El primero fue de Sarabia de falta directa al cuarto de hora, y el segundo de Mandi apenas unos minutos más tarde al embocar a gol un saque de córner. El filial blanco se marchó al descanso con el marcador a favor, y la expulsión de Parra y un tercer gol blanco le pusieron el encuentro ya muy a favor.

-          La ficha:

3 - RM.Castilla: Jesús; Carvajal, Nacho, Juanan, Casado; Juanfran (Rubén Ramos 72’), Mandi, Álex, Denis; Sarabia (Javi H. 84’) y Joselu (Morata 46’).

0 - Cerro Reyes: Matías; Ruben, Santi, Pereyra, Parra, Fran, Torres, Zafra, Gonzalo (Patri 62’), Exposito (Ramses 62’), y Stoeten (Alex 71’).

Goles: 1-0, Sarabia (17’); 2-0, Mandi (21’); 3-0, Álex (52’).

Árbitro: Figueroa Vazquez (Com. Andaluz). Amonestó a Juanfran, Morata, Zafra, Alex (Cerro Reyes). Expulsó a Parra por doble amarilla (51’).

Incidencias: Estadio Alfredo Di Stéfano. Jornada 7 Segunda B Grupo I. Asistieron al palco Jorge Valdano, y los seleccionadores nacionales Santi Denia, y Julen Lopetegui.

Álex marcó un precioso tanto desde más de 20 metros

Álex fue el autor del tercer tanto, un gol de bellísima factura. El mediocentro recibió el balón en la línea de tres cuartos, armó su pierna y el disparo del canterano merengue entró por toda la escuadra desde más allá de veinte metros. Paradójicamente, su hermano Nacho, central y hoy capitán del equipo, fue el primero en abrazarlo a pesar de que se encontraba al otro lado del campo.

Morata tuvo en su testa la posibilidad de ampliar más la distancia en el electrónico nada más ingresar en el campo al volver de los vestuarios. Un Juanfran hoy muy activo centró desde la banda, pero el cabezazo a bocajarro desde el balcón del área pequeña lo rechazó el guardameta visitante casi milagrosamente. Poco después, Sarabia también tuvo una gran oportunidad dentro del área a pase de Morata, pero su remate se marchó fuera lamiendo el palo. El propio Morata tuvo un mano a mano con el portero y un disparo que estrelló en el palo a tres centímetros de la portería. Y hasta a Nacho le sacaron un balón que se colaba dentro a diez minutos del final. Y es que a pesar de la ventaja en el marcador, el Castilla era el dominador claro del cuero, 'bailando' a un Cerro Reyes impotente, casi desganado incluso. De hecho, si la goleada hoy no fue mayor fue de auténtica casualidad tras lo visto sobre el césped. Un mal menor dadas las urgencias, el futbol demostrado, y hoy además, el resultado conseguido.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información