Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Enzo, a veces, hace las cosas difíciles"

  • Diezma, que entrenó el pasado curso al chaval, pide paciencia y que no le comparen constantemente con su padre.
El hijo del mítico Zinedine Zidane milita en el Cadete A del Real Madrid
David Jorquera David Jorquera

Ser el hijo de una de las grandes estrellas mundiales de todos los tiempos implica que mil ojos estén detrás de cada uno de sus movimientos. Máxime cuando tienes la posibilidad de elegir para qué país quieres jugar en lo que a selección nacional se refiere. Es lo que le ocurre a Enzo Zidane, hijo del mítico Zinedine, que tiene revolucionado a todo el fútbol base español tras sus últimas actuaciones en el equipo cadete del Real Madrid.

Una de las personas que mejor conoce a Enzo es José Luís Diezma, actual técnico del Cerro de Reyes. Diezma entrenó el curso pasado al hijo de Zidane en el cadete B del Real Madrid y, por tanto, es una persona muy autorizada para hablar de las características futbolísticas del que dicen puede ser el niño de oro del fútbol español de aquí a no mucho tiempo.

Diezma reconoció que Enzo debe huir en todo momento de la comparación con su padre: “Para el chico sería lo peor que se le empezara a comparar con su padre en todos los medios. Lo mejor que le ha pasado ha sido el anonimato en el que la familia y el club han conseguido que haya crecido”, afirmó.

Sobre su forma de ver el fútbol, Diezma advirtió sobre su visión de juego: "Es un chico con una gran visión de juego y muy coordinado, lo que se le ocurre lo ejecuta al instante sobre el césped", dijo.

El ex técnico madridista reconoció que nunca tuvo privilegios para Enzo por tratarse del hijo de Zidane: "Para sus compañeros era uno más y para mí también. Nunca le traté de forma especial, y dudo que Enzo permita que un entrenador le trate de forma diferente por ser el hijo de quien. Tiene una cabeza my bien amueblada para ser un chico de su edad", espetó en Marca.

Por último, Diezma también reconoció que el chico tiene puntos débiles, fruto de su corta edad, pero que acabará puliendo: “Su punto débil es que a veces hace las cosas difíciles cuando podría hacerlas mejor y más fáciles, como cuando apuesta por un pase de tacón de tres metros en lugar de uno más sencillo. Es algo que con el paso del tiempo pulirá”, finalizó.

Fotografía portada: AS

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información