Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Sarabia y Morata han sido los primeros canteranos nacidos en 1992 en debutar con el primer equipo

  • En el Madrid tienen mucha confianza en esta camada de jugadores.
En el club confían en ellos
David Jorquera David Jorquera

El Real Madrid tiene una mina de futuros jugadores de Primera División en ese nido conocido actualmente como Ciudad Deportiva de Valdebebas. La Fábrica de canteranos blancos proporciona y nutre a casi todos los equipos de primer nivel de nuestro fútbol aunque, paradójicamente, desde que Casillas se afianzara en la primera plantilla ningún jugador criado en las categorías inferiores merengues ha pertenecido de forma indiscutible al primer equipo.

La cantera blanca llama a la puerta del primer equipo. Algunos lo hacen con más insistencia, otros con más ruido y otros ni llegan ni llegarán a tocar el timbre. Son las circunstancias que se presentan temporada tras temporada cuando los rectores de la cantera del Madrid tienen que decidir con qué jóvenes valores contar y con cuáles no. Pese a ello, en el club del Bernabéu tienen especial confianza en que la camada del año 1992 consiga romper esa barrera que parece infranqueable del primer equipo.

Fernando Pacheco

Dos de los integrantes de la misma, Sarabia y Morata, ya han debutado esta campaña con el primer equipo. Son dos de los jugadores más reconocidos en la cantera del Real Madrid, no en vano, es habitual verles también en las inferiores de la selección. Sin embargo, no son los únicos futbolistas nacidos en el 92 que cuentan con el visto bueno de los entrenadores de las categorías inferiores del Real Madrid.

 Además de estos dos, hay al menos cinco jugadores más en los que el Real Madrid tiene depositada plena confianza de cara al futuro y que han cumplido también en este 2010 los 18 años: Carvajal, Álex Fernández, Rubén Sobrino, Fernando Pacheco y Kamal Mohamed. Todos ellos cuentan con un prestigio más que reconocido dentro de la cantera merengue. Sin ir más lejos, Álex Fernández (Castilla), es un habitual en los entrenamientos del primer equipo y Carvajal (Castilla) y Pacheco (Juvenil A) ya se han entrenado en alguna ocasión con el primer equipo. Kamal y Sobrino juegan en el juvenil A, categoría que se les está empezando a quedar pequeña por su nivel competitivo.

José Mourinho cuenta con informes detallados de todos los integrantes de esta generación de 1992. Sarabia y Morata han sido los encargados de traspasar la puerta, que no de derribarla, pero hay otros de su misma edad a los que Karanka, buen conocedor de los jóvenes gracias a su paso por las categorías inferiores de la selección, tampoco quita el ojo. La quinta del 92, a poco que el Madrid sepa cuidarla, echará raíces en el club. Y ojo, que la del 93 con Derik Osede, Omar o Jesé Rodríguez también parece que promete.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información