Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Objetivo: ser subcampeones

  • El Castilla se propone ahora metas que hace tres meses eran impensables.
El Castilla se propone ahora metas que hace tres meses eran impensables
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

Impossible is nothing. Así reza el slogan de un spot de una conocida marca de ropa deportiva. Y eso mismo es lo que deben pensar los jugadores del Castilla tras la impresionante racha de resultados de los últimos dos meses. Y es que, al finalizar la primera vuelta, momento en que el filial blanco rondaba la parte media de la tabla del Grupo I de la Segunda División I, muy pocos apostaban a que equipo finalizaría la fase regular en cuarta posición. Y por increíble que parezca, el objetivo ahora es…¡finalizar segundos!

 

Y es que el Castilla, con diez victorias en once partidos, ha dado un salto tal en la tabla que, salvo hecatombe mayúscula en las últimas jornadas del campeonato, hay que dar por hecho que acabará la temporada entre los cuatro primeros clasificados. Un objetivo que se puede dejar prácticamente encarrilado este fin de semana, ya que el Leganés, quinto clasificado con 50 puntos, será el próximo rival de los blancos en Valdebebas, y si los de Toril consiguen sumar una nueva victoria abrirán un hueco de ocho puntos con el rival.

Los jugadores del Castilla, eso sí, tienen muy claro que para lograr el objetivo del ascenso hay que ir paso a paso. Lo primero es asegurarse el estar entre los cuatro primeros clasificados, y para ello será importante vencer al Leganés. Lo segundo es buscar un buen lugar en la clasificación de cara a los cruces de los ‘play-off’, y para ello lo mejor sería intentar acabar segundo, posición que ocupa ahora el Universidad de Las Palmas con 56 puntos, sólo uno por encima del Castilla.

Y una vez que se consiga esta meta: ¿por qué no soñar con acabar primeros? Bien es cierto que el Lugo, con 64 puntos, está muy distanciado en esa posición, pero no menos cierto es que el Castilla, si sigue con esta racha de victorias, en algún momento puede recortar distancias con el conjunto lucense. Además, estos dos equipos se enfrentarán en Valdebebas dentro de tres jornadas, por lo que el objetivo, aunque a priori es difícil, no es ni mucho menos imposible. Si es que, gracias a estos, el madridismo puede soñar con los ojos abiertos…

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información