Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El árbitro pudo con el Castilla

  • Un penalti inexistente dio el triunfo al Rayo Vallecano B
Rayo B 1 - 0 RM Castilla
Diego Vargas Diego Vargas

El Real Madrid Castilla volvió a caer a domicilio por segundo encuentro consecutivo, esta vez ante el Rayo B. El colegiado catalán José Emilio Sánchez hizo de las suyas para perjudicar a los merengues, que sin Alberto Toril en el banquillo se encontraron aún más a merced de las injustas decisiones de un juez que fue totalmente parcial para los locales.

Player Video...

FICHA TÉCNICA:

1- RAYO VALLECANO B: Ismael; Owusu (Perea, min. 51), Alcañiz, Villarejo, Guadaño; Aitor, Nono (Mata, min. 67), Sáez, Diego; Rayco, Dani.

0- REAL MADRID CASTILLA: Mejías; Carvajal, Nacho, Iván, Casado; Juanfran (Denis, min. 60), Álex, Mandi (Omar, min. 50), Jesé (Ó. Plano, min.60); Joselu y Morata. 

Tomás Mejías fue el protagonista absoluto del encuentro, primero con su papel de salvador, y más tarde como el autor del inexistente penalti que señaló el colegiado poco antes de los diez minutos de la segunda mitad, y que daría el triunfo a los vallecanos.

El guardameta blanco forcejeó con Rayco dentro del área, y lo que cualquier colegiado hubiera entendido como falta del atacante, en este caso fue la vida al revés. Como siempre que juega el Real Madrid Castilla. Y es que el filial merengue sigue siendo el blanco preferido del ‘villarato’. Ya son cinco los penaltis señalados esta temporada en contra de los de Alberto Toril, pero habría que preguntarse cuántos de ellos fueron justos.

En este caso, el propio Rayco se encargó de lanzar la pena máxima. Mejías atajó el balón, pero dejó el balón muerto en el área pequeña para que el propio Rayco rematara la buena faena del árbitro catalán. Mal comenzó la segunda mitad para los madridistas. O peor, mejor dicho, ya que instantes antes del penalti Mandi hubo de retirarse lesionado del terreno de juego. Antes, durante el primer acto, Mejías se había erigido en el salvador de los blancos, que tuvieron dificultades para llegar arriba. De hecho, por primera vez en esta temporada el Castilla fue incapaz de marcar.

Todo ello pese a que tras el tanto local, los de Alberto Toril lo intentaron de todas las maneras posibles. Incluso Álvaro Morata lanzó un balón a la madera a falta de poco menos de diez minutos para el final. Pero todos los esfuerzos fueron insuficientes. Al final, los nervios pudieron también con Iván, que fue expulsado tras dar una patada sin balón a un rival. Se acumulan las malas noticias para este Castilla, que con la derrota cae hasta la cuarta posición de la tabla.


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información