Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Morata impone su ley en Vigo

  • El Castilla venció por 0-2 al Celta B gracias a dos tantos del delantero
Celta B 0-2 Real Madrid Castilla
Diego Vargas Diego Vargas

El Real Madrid se ha impuesto en Vigo al Celta gracias a dos goles de Álvaro Morata, que puso la guinda a la superioridad merengue a lo largo del choque. Los blancos se encontraron en dificultades al comienzo del encuentro, pero con el paso de los minutos se hicieron con el dominio y supieron manejar el choque a pesar del juego durísimo por momentos de los gallegos. Tres puntos que le dan el liderato momentáneo a los madridistas, empatados con el Lugo.

Nada más comenzar el encuentro los blancos tenían una primera llegada con una internada de Jesé, que mandó el pase de la muerte a las manos del meta celtista. Fue un espejismo en esos primeros minutos en que el Celta empujó mucho más. Los locales mostraron un extra de motivación ante el cuadro de Alberto Toril, que no se encontró consigo mismo hasta bien entrada la primera mitad.

Fue con el paso de los minutos cuando el Madrid comenzó a tener el balón y a imponer su autoridad en el partido. El Celta había bajado los brazos y no pudo aguantar el ritmo del Real Madrid, que pasada la media hora avisó por medio de un gran disparo de Juanfran que se encontró con la madera. Era el preludio del tanto madridista, que llegaría apenas unos instantes después.

Carvajal se internaba por la derecha con velocidad y tras dejarse el balón atrás se revolvía para ceder a Jesé en el interior del área. El mediapunta merengue levantó la cabeza y vio la llegada de Morata, a quien asistió para que éste batiera por bajo la portería del Celta. Se adelantaba el Madrid (minuto 37) a pesar de que hasta ese momento no había sido superior. Pero a partir de aquí, los blancos manejaron con comodidad el ritmo del encuentro.

La segunda mitad fue un trámite para un Madrid que se vio sometido a la dureza extrema de los locales, que no cesaron de patear las espinillas madridistas. No obstante, Álex no se dejó intimidar en la medular y logró imponerse. De hecho, fue el propio Álex el encargado de abrir la jugada que daría lugar al segundo gol. El centrocampista abría a la izquierda para Juanfran, que centró por bajo para una nueva llegada de Morata, que culminó su doblete con un disparo colocado por encima del portero (minuto 67).

El partido estaba acabado, pero el Celta no dejó de jugar al límite y en el 80 Raúl Navas fue expulsado por roja directa por un pisotón a Nacho Fernández. Ya al inicio de la segunda mitad, el colegiado había perdonado a Pablo Lede por una acción idéntica sobre Jesé. Los locales buscaron acortar distancias a última hora, pero el partido estaba terminado. Tres puntos más para el Castilla, que sigue mostrando su firme candidatura al ascenso a base de victorias y buen fútbol.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información