Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Esto no puede seguir así

  • El club no debe tolerar el maltrato arbitral que recibe, jornada tras jornada, el Castilla
El club no debe tolerar el maltrato arbitral que recibe cada jornada el Castilla
Defensa Central Defensa Central

Esta temporada el madridismo está orgulloso de su cantera y, especialmente, del Real Madrid Castilla. El equipo de Alberto Toril va a acabar el año siendo el líder del Grupo I de la Segunda División, siendo además el más goleador de su tabla y uno de los más anotadores de la categoría. Y todo ello a pesar de los nefastos arbitrajes a los que está acostumbrado, los cuales semana tras semana le ponen las cosas muy difíciles para lograr la victoria.

Como filial que es, el Castilla es uno de los equipos más jóvenes de los 20 que componen el grupo.  De hecho, la tendencia habitual en esta división es que las plantillas estén formadas especialmente por futbolistas veteranos con un largo pasado en esta División o incluso Segunda y Primera. Por eso, chirría que el conjunto blanco sea el más tarjeteado de la categoría, tal y como exponía Alberto Toril tras empatar en casa ante el Alcalá.

"Somos un equipo ofensivo con chicos jóvenes que tratan de jugar al fútbol y llevamos 11 expulsados en 18 jornadas. Eso lo dice todo. Son chicos que no tienen maldad y, sin embargo, jugamos con hombres de 30 años que tienen mucha reiteración en las faltas y así es muy difícil" comentaba Toril. En sus palabras, el técnico cordobés daba un dato demoledor: el Castilla ha acabado hasta 8 encuentros de los 18 que lleva disputados con un futbolista menos y en el último ante el Alcalá se quedó con 8, y estuvo con 9 durante cerca de 40 minutos.

Así, los jugadores expulsados son Iván y Nacho (2 cada uno), Mendes, Casado, Álex, Denis, Lucas, Morata y hasta el propio Toril, que tuvo que irse del banquillo en el encuentro disputado ante La Roda. Además, el equipo ha perdido hasta trece puntos en los encuentros en los que acabó con menos efectivos en el campo, pues en la tres únicas derrotas que lleva (La Roda, Rayo Vallecano B y Oviedo) terminó el partido con 10 jugadores. Además, en dos de los cuatro empates que ha cosechado (Coruxo y Alcalá) lo hizo igualmente con un futbolista menos que su rival.

Es decir, que en todos los partidos en los que no ha ganado, excepto en los empates ante el Montañeros y el Albacete, el equipo no pudo acabar con todos sus futbolistas sobre el césped. Unos datos muy claros sobre la relevancia y el daño que le están haciendo estas expulsiones al Real Madrid Castilla, un equipo que se caracteriza por su buen trato al balón y por su fútbol ofensivo y alejado de las marrullerías.

La gran pregunta es cómo se puede llegar a esta situación siendo un conjunto que no suele dar ni una sola patada. Y la respuesta tiene una clara explicación: el Castilla está en el punto de mira de los colegiados. Afirmación que no es gratuita, porque éste es un problema que el filial madridista lleva muchos años arrastrando. Tantos como seis, pues desde 2005 el equipo acumula ¡81 expulsiones! , a un ritmo de más de 13 por temporada.

Ni siquiera el Castilla de Lopetegui, con jugadores como Valero, De la Red o Granero se libró en su momento de esta plaga de expulsiones. Y no solo se puede hablar de rojas, pues el 22 de mayo pasado el filial se quedó fuera del play-off de ascenso a la Segunda División tras caer en el Bernabéu por 0-2 ante el Alcoyano después de que el colegiado se comiera una clara expulsión de los visitantes y un penalti a favor de los de Toril. Así que es un tema en el que llueve sobre mojado y ante el cual el club no puede ni debe estar de brazos cruzados. El futuro de su cantera está en juego con él.

Vídeo con todos los errores en contra del Castilla en el choque del pasado sábado:

Fuente de las imágenes: realmadrid.com

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información