Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un final infeliz para el Castilla

  • Sanse 1-1 Real Madrid Castilla
Sanse 1-1 Real Madrid Castilla
Defensa Central Defensa Central

Los instantes finales del partido volvieron a jugarle una mala pasada al Real Madrid Castilla. Cuando el equipo de Toril daba por buena su victoria por 0-1 en el campo del Sanse, el equipo local logró un tanto inverosímil que le sirvió para poner la igualada y quitarle dos puntos al conjunto blanco.

El mal estado del terreno de juego no le vino nada bien al Castilla. Los de Toril, habituados a la alfombra del Alfredo Di Stéfano, tuvieron siempre muchas dificultades para dar rienda suelta a su habitual juego de toque y pases en corto.

Ante la dificultad que suponía para los blancos rasear el balón, el gol tenía que llegar a balón parado. Y lo hizo gracias a un saque de esquina de Mosquera que cabeceó en el segundo palo Jorge Casado. El balón bombeado por el defensa cayó con nieve de la red del equipo sansero. Un gol calcado al que logró en Gijón el lateral izquierdo blanco.

El Sanse apenas inquietaba al Casilla. Los blancos tenían el mando del partido, bien es cierto que sin abrumar a los locales, pero sí con la suficiencia del que tiene el poder en el partido. Sólo un golpe de mala suerte podía frenar a los de Toril en la consecución de tres nuevos puntos, y eso fue exactamente lo que sucedió.

Los locales habían descolgado a uno de sus defensores más corpulentos, Ramiro, para intentar cazar algún balón aéreo que sorprendiera a la defensa madridista. Y tuvo fortuna. Sólo así puede calificarse que el zaguero lograra meter casi por la escuadra un balón imposible mientras se caía al suelo. Fue un golpe de suerte del Sanse, que le arañó al Casilla dos puntos cuando nadie lo esperaba. Lo que hace falta es que a la finalización del curso los chicos de Toril no echen de menos estos dos puntos que volaron sobre la bocina.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información