Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La derrota más dulce del Castilla

  • El Real Madrid Castilla se proclamó campeón del Grupo I de Segunda B tras la derrota del Lugo
Real Oviedo 1-0 Real Madrid Castilla
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El Real Madrid Castilla cayó en la tarde de este domingo en el Carlos Tartiere (1-0), pero la gran noticia realmente ha estado a kilómetros de allí. Y es que el Lugo también perdió en casa por 1-2 ante el Rayo Vallecano B, lo que ha hecho del filial madridista campeón matemático del Grupo I de la Segunda División B. A falta de cuatro partidos por disputar de los gallegos, éstos están a 12 puntos del conjunto merengue, el cual les tiene ganado el 'goal average'. Por tanto, los hombres de Alberto Toril han logrado este éxito a falta de tres jornadas por disputar.

 

 

Campeones por la puerta grande. Poco ha importado que el equipo haya perdido por la mínima en Oviedo, un partido marcado por la igualdad pero que se decidió por un tanto de Óscar Martínez en la primera parte tras aprovechar un error defensivo de la zaga madridista. Al final pesó la importancia del encuentro para los locales, que se jugaban la 'vida' al tener la oportunidad de reengancharse a los play-offs de ascenso a la Segunda División B. En cambio, el Castilla encaraba el partido con la tranquilidad de saberse clasificado para los mismos.

El único objetivo que le quedaba por cumplir en estos cuatro partidos de temporada regular que le quedaban era asegurarse el campeonato del Grupo I de la Segunda División B. Para ello necesitaban sumar tres puntos o que el Lugo perdiese uno de los partidos que le restaba, lo cual ha ocurrido esta tarde en el estadio Anxo Carro. Por lo tanto, el equipo de Alberto Toril ya es el campeón del grupo (por décima vez en su historiay se ha asegurado la disputa de una eliminatoria directa por ascender a Segunda División B.

Presumiblemente el rival sea uno de estos tres equipos: Mirandés, Cádiz y Atlético Baleares; todos ellos claros dominadores actualmente de sus grupos. En caso de no superar la citada eliminatoria, el filial madridista jugaría con red, pues posteriormente tendría la oportunidad de disputar unos mini play-offs de dos eliminatorias más con el resto de equipos clasificados. Sería una repesca muy complicada, de manera que el Castilla intentará conseguir el ascenso por la vía rápida. Para ello, tiene por delante prácticamente un mes de competición hasta acabar la temporada regular, lo que le permitirá dosificar sus esfuerzos.

Fuente de las imágenes: realmadrid.com

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información