Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Manita de ilusión para el Castilla

  • Los blancos se exhibieron ante un Vecindario que se jugaba su permanencia en la categoría
Real Madrid Castilla 5-0 Vecindario
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El Real Madrid Castilla cerró este domingo su participación en la Liga regular haciendo honor a lo que es, un gran campeón. El conjunto de Alberto Toril se impuso con contundencia al Vecindario, un equipo que se jugaba la vida en el Alfredo Di Stéfano, pero que evidenció que está a años luz del nivel que tiene a día de hoy el filial madridista.

 

 

A pesar de que el partido no tenía ninguna relevancia para el conjunto merengue, el técnico decidió poner en liza un once muy competitivo en el que estaban titulares habituales como Carvajal, Mosquera, Jesé o Morata. Sin embargo, el primer gol del equipo blanco se hizo esperar, pues no sería hasta el filo del descanso cuando Morata culminaba una magnífica asistencia de Omar para abrir el marcador. Un tanto que suponía un severo mazazo para la escuadra canaria, obligada a ganar si quería evitar el descenso matemático a la Tercera División.

Pero, lejos de cambiar mucho el panorama, Denis aprovechaba el desconcierto de los visitantes para anotar el segundo gol del partido en el tiempo de descuento de la primera parte. De nuevo era Omar el autor del pase del gol, y el Castilla dejaba así encarrilado el encuentro camino del descanso. Ventaja de dos tantos y ambos logrados en los minutos que se suelen considerar como psicológicos.

El panorama no varió mucho en la segunda parte, por lo que antes de que se cumpliese la hora de juego Lucas Vázquez hilaba una gran jugada que remataba de nuevo a la red el hispano-ruso Denis para poner el 3-0. El partido era una auténtica fiesta para el público congregado en el Alfredo Di Stéfano de Valdebebas, así que Toril aprovechaba para darle minutos a Joselu y al debutante Zamora. Unos cambios que no variaban en nada el engranaje de la máquina perfecta que es actualmente este equipo, por lo que el partido era ya un baño en toda regla.

A falta de 20 minutos para el final Ríos marcaba el tanto más espectacular de la tarde, un gol 'olímpico', marcado de forma directa desde el córner. Y poco después Lucas hacía la manita, completando una exhibición de fútbol que ilusiona enormemente al madridismo a escasos días de que disputar la decisiva eliminatoria por el ascenso a la división de plata del fútbol nacional. Y es que la temporada ha concluído para el campeón con 78 puntos, 14 más que el segundo, el Tenerife; con 77 tantos a favor y solo 36 en contra. Un escándalo que merece el premio de la Segunda.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información