Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Joselu taconea por el ascenso

  • El delantero marcó dos goles, el segundo de ellos de tacón, y dio otra asistencia, también de tacón para el tanto de Morata (0-3). Los blancos tienen casi asegurado el ascenso a Segunda División y deben rematarlo el próximo domingo.
Cádiz 0-3 Real Madrid Castilla
David Jorquera - La Crónica David Jorquera - La Crónica

Si alguien se planta por primera vez delante de la televisión, o en el mismo césped del Carranza, y le dicen que los de la camiseta blanca son los jóvenes, imberbes e inexpertos futbolistas del Real Madrid Castilla casi nadie se lo hubiera creído. Y es que la puesta en escena del equipo de Alberto Toril fue sublime, de auténtica perfección.

Desde el inicio, el Cádiz renunció a su condición de histórico, a la de ejercer como local, a la de tener la presión de subir por su condición de equipo grande al que la Segunda B se le queda pequeña. Nada de eso amedrentó a un Castilla que puso la pelota, y si quisiésemos pluralizar el término tampoco habría ningún problema, sobre el césped y comenzó a mandar como el mejor de los capitanes generales.

Si la consigna de los blancos era marcar algún gol fuera de casa todas las miradas estaban puestas en Joselu. Y el delantero no falló. La primera que tuvo la legalizó por decreto, es decir, la metió. Un buen pase de Mosquera le dejó en buena posición dentro del área, el lugar en el que los delanteros primero disparan y luego preguntan. Joselu no sólo disparó, también la colocó. Definición de matador. Y 0-1 para el Castilla, un duro golpe para un Cádiz que empezaba a estar a merced de un Madrid más que superior.

Con el gol, los locales se fueron poniendo cada vez más nerviosos. Era de esperar que los blancos pudieran marcar, pero el dominio que estaban ejerciendo era más que irrespetuoso. Parecía que no había partido de vuelta, y que si alguien jugaba como local esa era el filial blanco. La diana amarilla era cuestión de que se volviera a poner a tiro. Y lo hizo. Carvajal llegó hasta esa zona que llaman relevante, la línea de fondo, y su centro encontró a Joselu. Hasta ahí todo normal. Lo excepcional de la acción fue que el delantero no tenía mejor recurso para impactar el balón que el tacón. Lo que empezó siendo eso, un recurso, se transformó en un golazo digno de los mejores de la temporada del fútbol europeo. Un puñetazo en toda regla de Joselu y del Castilla. El ascenso estaba más cerca. Y el bailecito a los locales empezaba a ser de órdago.

Ficha Técnica

Cádiz 0: Aulestia, De Coz, Baquero, Murillo, Camille, Yuste, Óscar Pérez, Ferreiro, Ikechi, Cases y Akinsola (Juanjo 66’).

Real Madrid Castilla 3: Jesús, Carvajal, Nacho, Iván, Casado, Mandi, Mosquera, Juanfran (Lucas 89’), Morata, Jesé (Álex 78’) y Joselu (Deni 87’)

Goles: 0-1 Joselu (16’), 0-2 Joselu (33’), 0-3 Morata (81’)

Estadio: Ramón de Carranza (15.000 espectadores)

Con la eliminatoria en su mano le tocaba mover ficha al Cádiz. Y es que los locales habían sido maniatados por el Castilla y debían exponer mucho más en el segundo acto si no querían ver cómo el primer tren para lograr el ascenso se les escapaba en la mismísima puerta de casa. Igual los locales no contaban con encontrarse con un fenomenal Jesús, espectacularmente acertado en la portería durante todo el partido, y con una defensa que no peinaba canas precisamente, pero que se mostró muy solvente tanto por arriba como por abajo. De hecho, el Castilla sufrió ataques del Cádiz, sí, pero en ningún momento estuvo aculado en tablas, lo que dice mucho del gran partido de los chicos de Toril.

Como el Cádiz no era capaz de arrimarse, el que puso distancia fue el Castilla. Y lo hizo con una jugada de ensueño, de puro virtuosismo y cargado de técnica. Una combinación de Juanfran con Joselu, una asistencia de éste de tacón, y un remate certero de Morata finiquitaron el partido. Se puede contar en una frase, pero la jugada fue de videoteca. En apenas tres toques el Cádiz vio cómo se cerraba la puerta del ascenso y al Castilla se le abría un agujero como una piscina olímpica para colarse en Segunda. Un premio más que merecido para un equipo que fue muchísimo mejor que el Cádiz y que permitió a Joselu bautizar este 20 de mayo como el día nacional del tacón. El sueño del ascenso está a tiro de trámite, el del próximo domingo en el Di Stéfano ¡Que gozada!

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información