Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Castilla es casi campeón

  • El filial madridista golea sin contemplaciones al Mirandés y pone paso firme al campeonato de Segunda B
RM Castilla 3-0 Mirandés
Diego Vargas - La Crónica Diego Vargas - La Crónica

El Real Madrid Castilla ha dejado prácticamente sentenciada en el Di Stéfano la final de la Segunda B imponiéndose al Mirandés por un contundente 3-0. El penalti y expulsión de Adrián Murcia al filo del descanso fue la clave de un encuentro que fue tenso, trabado, y que en ningún momento dio la sensación de partido menor. Joselu en dos ocasiones y Jesé dieron la victoria a un Castilla sólido adelante y atrás que volvió a demostrar por qué es equipo de la Liga Adelante.

Sin embargo, no fue un camino de rosas para el Real Madrid Castilla. El encuentro comenzó accidentado para los blancos, que muy pronto veían la ocasión más clara del partido para el Mirandés. Un ligero agarrón de Pablo Gil sobre Mújica suponía el penalti favorable a los visitantes a los ocho minutos de juego. El Castilla se veía por detrás, pero de esa posibilidad se pasó a la euforia por el penalti detenido por Tomás Mejías. El guardameta adivinó las intenciones de Nacho Garro, se lanzó a su derecha y detuvo el débil lanzamiento del rival.

Fue el principio del fin de un Mirandés que empezó con mucha intensidad, pero que se fue deshaciendo como un azucarillo a lo largo de los noventa minutos. Los primeros instantes fueron de ida y vuelta, un golpe detrás de otro entre los dos contendientes, que lo intentaban sin encontrar demasiada claridad en el último pase. Jesé tuvo en sus botas el primer tanto nada más empezar, pero su chut encontró las piernas de un defensa. Por su parte, el Mirandés lo buscaba entrando por las bandas con mucho peligro y Nacho Fernández hubo de sacar bajo los palos otra clara ocasión visitante.

Ficha técnica:

3 - Real Madrid Castilla: Tomás Mejías, Carvajal, Pablo, Nacho, Casado, Álex, Mosquera (Mandi 71’), Juanfran (Lucas 63’), Morata, Jesé (Merchán 71’) y Joselu.

0 - CD Mirandés: Adrián Murcia, Álvaro Corral, César Caneda, Ernesto, Mikel Iribas, Nacho Garro, Antonio Martínez (Muneta 25’), Borrell (Pablo Infante 66’), José Ángel (Rubén 42’), Rayco y Mújika.

Goles: 1-0, Joselu 43’; 2-0, Jesé 61’; 3-0, Joselu 70’.

Incidencias: Partido correspondiente a la fase final del Play Off de la Segunda División B celebrado en el Estadio Alfredo Di Stéfano ante 6.000 espectadores.

Árbitro: Pinto Herrera, tinerfeño. Amonestó a Pablo Gil, Dani Carvajal, Nacho Fernández y Mandi por el Castilla y a César Caneda, Álvaro Corral y Pablo Infante por el Mirandés. Expulsó con roja directa a Adrián Murcia por el Mirandés.

El Castilla poco a poco fue a más, creyendo en sus posibilidades. Primero una acción invalidada de Joselu tras una jugada ensayada estuvo a punto de acabar en el gol del año, y más tarde Juanfran probaba desde lejos acariciando la escuadra de Adrián Murcia. El guardameta del Mirandés se convertiría en el protagonista del encuentro minutos más tarde, cuando detenía una acción de Morata en el área llevándoselo por delante. Penalti y expulsión. Antes, el colegiado había sido más permisivo con otras acciones en ambos lados del campo, especialmente con una dura entrada de Nacho a Antonio Martínez que le costó al segundo marcharse lesionado del terreno de juego.

Los nervios estaban a flor de piel, pero Joselu no falló desde los once metros. El gallego miró a puerta, engañó al portero y se 'achinó' los ojos una vez más celebrando el primero de los tres goles merengues, todos con su sello. El segundo llegaría tras el descanso con una genial asistencia a Jesé, que encaró al portero del Mirandés como lo hizo ante el Cádiz hace apenas seis días. En esta ocasión, el recorte fue hacia la izquierda, rompiendo con la cintura las esperanzas del cuadro de Miranda de Ebro. El contragolpe blanco volvía a ser letal una vez más, como a lo largo de toda la temporada. Una contra vertiginosa, mortal, de libro, de equipo que conoce a la perfección los entresijos del juego. Y la definición del canario, exquisita.

Con el Mirandés rendido, el Castilla se limitó a dejar pasar el tiempo y a aprovechar los pequeños descuidos del rival para hacer más daño. Así, Joselu volvería a aprovechar un centro preciso de Morata desde la izquierda para machacar en el segundo palo el tercer gol de la tarde y la sentencia de la eliminatoria. Quedan noventa minutos en Anduva, pero el Castilla huele cada vez más a campeón. El mejor fútbol de la categoría tiene premio doble. Estos chicos se lo han ganado durante toda la temporada.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información