Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La injusticia llegó en 3 minutos aciagos

  • El Real Madrid C cayó claramente a pesar de ser muy superior a su rival en todo el encuentro
Real Madrid C 0-2 Binissalem
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

En el mundo del fútbol la experiencia es un grado. Y es que no siempre gana el que mejor juega, ni el que más lo merece. Basta con saber competir para poder lograr un éxito por encima del fútbol en sí. Esto es lo que le ha pasado al Binissalem este domingo en el campo 7 de la Ciudad Deportiva de Valdebebas, pues los baleares se llevaron un triunfo por 0-2 ante el Real Madrid C. Un resultado que solo puede justificarse desde la injusticia.

Antes del choque los jugadores madridistas ya sabían que se enfrentaban a un equipo veterano y aguerrido, de esos curtidos en mil batallas en la categoría. Y esto es algo que pesó a la hora de decidir el ganador del choque, pues aunque los canteranos merengues demostraron su superioridad durante 87 de los 90 minutos del partido, bastaron tres aciagos para ponerles la eliminatoria muy cuesta arriba. El Real Madrid C llevó el peso del encuentro en todo momento, siendo el único equipo que demostró querer conseguir el triunfo. Mientras que el Binissalem se encerraba en su área y se dedicaba a arañarle minutos al crono con simulaciones y pérdidas de tiempo en los balones fuera, el equipo blanco apostaba por el juego.

Sin embargo, los chavales de José Manuel Díaz no encontraron portería. Parte de la culpa la tuvo el porterazo rival, Ricardo, quien solventó una y otra vez las llegadas de jugadores como Sobrino, Ramínez o Belima. El palo también hizo lo suyo, pues el C se encontró dos veces con la madera. La mala suerte desesperó a los jugadores merengues, de manera que el partido llegó al minuto 80 con empate a cero y todo por decidir. Un momento donde la experiencia entró en juego, pues en el 81 Tito aprovechaba un rechace en el área para marcar a placer. El 0-1 supuso un jarro de agua fría para los jugadores locales, que acusaron el golpe y no pudieron evitar que dos minutos después López lograra el 0-2 de la manera más injusta posible.

Los diez minutos finales fueron la plasmación de todo el partido para el Real Madrid C, un quiero y no puedo que se encontraba todo el tiempo con Ricardo. Hoy no había forma de marcar, pues el Binissalem tenía a los 'dioses' del fútbol de su parte. La experiencia ganaba el primer asalto para el equipo mallorquín y ponía la eliminatoria muy cuesta arriba para los canteranos blancos. Pero esto no se ha acabado, porque aún queda el partido de vuelta y el segundo filial madridista es mejor que su rival. No tendrá tanta veteranía ni quizás sepa competir igual de bien, pero juega mejor que su rival. Y a eso deben agarrarse el equipo y sus aficionados.

Real Madrid 0: Pacheco, Ivan, Noblejas, Derik, Molero, Andy, Bruno (Franso), Alvaro Lopez (Jordi), Sobrino, Ramirez (Aguza) y Belima

Binissalem 2: Ricardo, Velasco, Del Castillo, Salas, Oscar, Contreras, Lopez, Tomas, Oliver (Javi Fernandez), Paco Plata (Ángel), Forteza (Tito).

Goles: 0-1 min.80 Tito, 0-2 min.83 Miguel Lopez

Arbitro: Carlos Franco Galvan asistido en las bandas por Luis Quirce y Marta Huerta

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información