Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Real Madrid C suda para ganar en Salamanca

  • El filial tuvo que emplearse a fondo para ganar 2-3 ante nueve jugadores salmantinos
El filial tuvo que emplearse a fondo para ganar 2-3 ante nueve jugadores charros
Iñaki Gimeno Iñaki Gimeno

El Real Madrid C ha conseguido una trabajada y sufrida victoria ante el Salamanca en el estadio Helmántico por 2-3, a pesar de que los locales han acabado el partido con nueve jugadores por las expulsiones de Zubiaurre y Raúl Moreno en un partido que los madridistas se acabaron llevando en el último minuto con un remate de cabeza de Mariano.

Los dos equipos salieron con mucho ritmo desde el primer minuto y los madridistas eran los primeros en aprovechar esa intensidad con una gran jugada que acabó culminando en gol Raúl de Tomás a los cinco minutos de juego. Sin embargo, el Salamanca no decayó y empezó a dominar el partido y generar ocasiones de mucho peligro que el Real Madrid detenía como podía.

Pero a la media hora de juego el C cometía penalti por manos dentro del área e Igor no desaprovechó para poner el empate que dio alas a los locales para poner el 2-1 sólo cinco minutos después gracias a Igor, que esta vez asistió a Aitor Pons. Pero la historia cambió en un momento y el portero local, Raúl Moreno veía la roja por derribar a Burgui dentro del área, en un penalti que acabó deteniendo el meta suplente.

Tocaba luchar y aunque a cuentagotas, las ocasiones madridistas empezaron a llegar con el desgaste físico del Salamanca, que volvió a conceder un penalti que esta vez sí anotaría Burgui para poner las tablas en el marcador. Cuando todo parecía indicar que se repartirían los puntos, Mariano puso el definitivo 2-3 justo dos minutos después de que el Salamanca se quedase con nueve jugadores por la roja que vio Zubiaurre. Al final, tres puntos trabajados para los madridistas que encendieron al público del Helmántico.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información