Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La mala suerte tumba al Castilla

  • El filial blanco mereció más en Ponferrada en un partido en el que pagó nuevamente los errores atrás
Ponferradina 2-0 Real Madrid Castilla
Diego Vargas - La Crónica Diego Vargas - La Crónica

El Real Madrid Castilla volvió a las andadas en El Toralín ante la Ponferradina. El filial madridista cayó por 2-0 merced a los goles de Mosquera en propia meta y de Lafuente. Una vez más, los fallos defensivos y la falta de ideas en zona de tres cuartos fueron una pesada losa para un equipo blanco que tuvo sus ocasiones para puntuar pero que terminó marchándose de Ponferrada con las manos vacías. La mala suerte hizo el resto.

La primera parte no dejó un claro dominador sobre el terreno de juego. Los blancos apenas tuvieron un par de oportunidades de cara a la portería rival, mientras que la Ponferradina tuvo la suerte de encontrarse con el 1-0 en una jugada desafortunada del filial madridista. Hasta la media hora de juego, momento en que se abrió el marcador, ambos conjuntos intentaron crear peligro jugando por las bandas. Un par de incursiones de Denis fueron de lo más peligroso de los merengues.

Por parte de los locales, más de lo mismo. Saúl fue de lo más destacado del conjunto del Bierzo, que apenas había probado a Tomás Mejías cuando se puso por delante en una acción de mala suerte. Tras un centro al área Mateos despejó con tal mala fortuna que el cuero rebotó en Mosquera y sorprendió al guardameta del Real Madrid Castilla. El gol hizo reaccionar al filial, que acto seguido gozó de sus dos mejores oportunidades: primero Casado en un libre directo que detuvo Santamaría, y más tarde Óscar Plano con un testarazo que también atajó el guardameta local. No hubo tiempo para mucho más en la primera mitad, pero en la segunda el Castilla volvió a la carga.

Los cambios en el equipo espolearon al equipo blanco, que pudo igualar en una acción de Denis Cheryshev que finalizó con un chut ajustado al palo que se marchó por milímetros. Instantes antes, la Ponferradina había tenido su ocasión para sentenciar en un remate de Alan Baró a la madera. Los locales aprovechaban sus pocas llegadas al contragolpe de la mejor forma y con muy poquito creaban ocasiones, como la de Máyor en el 67', cuando no pudo rematar en semifallo un centro al área desde la derecha. Mientras, el filial merengue sufría para crearlas y no lograba materializarlas. Casemiro tuvo en sus pies el empate en una jugada embarullada que finalizó con un chut contra la defensa desde el interior del área, y segundos más tarde Denis empalaba un duro chut con la zurda por encima del larguero. 

Sin embargo, lo que iba a llegar era el 2-0 en un nuevo contraataque de los del Bierzo. Lafuente fusilaba a Mejías después de que éste salvara el remate inicial de Máyor y ponía la sentencia a un partido que volvió a sacar a relucir las carencias del filial madridista. Sólo queda comenzar a pensar en el próximo compromiso ante el Hércules de Alicante en Valdebebas.

 

ustedpregunta.com ustedpregunta.com ustedpregunta.com ustedpregunta.com
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información