Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Se cumplen 30 años de la llegada de Hugo al Madrid

  • El mexicano dejó su huella
El mexicano dejó su huella
Defensa Central Defensa Central

Hugo Sánchez fichó por el Real Madrid, procedente del Atlético de Madrid, un 15 de julio del año 85. 30 años desde que uno de los mayores goleadores de la historia del Madrid estampara su firma en el contrato que le hacía jugador del club blanco.

El mexicano recuerda con mucho cariño su paso por el Madrid. Allí realizó sus mejores años y mítico es su récord de 38 goles en una temporada, todos ellos al primer toque. Un delantero a la vieja usanza, de los que ya no quedan. Un toque y el balón a la red. En una reciente entrevista, Hugo hace memoria y con cierta nostalgia se acuerda de aquellos años en el Bernabéu, campo en el que sigue siendo un ídolo. “Recuerdos son muchos, y eso lo sabrán más a fondo en mi biografía que haré a corto o mediano plazo. Fue un día memorable, pues cumplí mi sueño de jugar en Real Madrid. Desde niño yo quería ser de los mejores jugadores del mundo; primero el mejor de México, luego del área de la Concacaf y del continente ser uno de los mejores y del mundo también y para ello debía triunfar en México para luego irme a Europa. Así pasó… Con Atlético de Madrid viví una época muy bonita; estar en ese club me sirvió para darme cuenta que es un grande de Europa, pero a donde realmente quería llegar era al mejor y ese era Real Madrid, pese a que había otros grandes como Barcelona, Bayern Múnich, comenta Hugo Sánchez en una reciente entrevista a ESPN, cadena en la que es comentarista.

El propio Hugo Sánchez admite que su fichaje por el Real Madrid le cambió la vida. Fichaba por el equipo más grande del mundo, su sueño desde que siendo un niño animaba a los blancos desde su país y comenta que la mayoría de sus recuerdos vestido de banco son positivos, aunque le quedó la espina de la Champions y le queda el mal recuerdo de la lesión de menisco y ligamento cruzado.  “Buenos momentos, la mayoría, porque cuando no ganábamos títulos como la Champions, la liga…Yo estuve siete temporadas en el club y en cinco seguidas ganamos cinco títulos de liga, una del Rey, una UEFA, tres Supercopas. Individuales gané cuatro Pichichis, una Bota de Oro. Aparte, fui nombrado por la Concacaf como el mejor futbolista del siglo XX. A nivel mundial se me conocía como el delantero el Real Madrid y eso me gustaba mucho. La lesión fue un momento amargo. Fui operado del ligamento cruzado y menisco interno y me perdí más de la mitad de esa liga del 91. Regresé en la vuelta con un gol de chilena sobre el Bilbao y seguía anotando”.

En su séptima temporada con el Real Madrid tuvo que abandonar el equipo. Tenía 34 años y asegura que el Madrid utilizó a Leo Beenhakker porque el club quería traer un delantero más joven aunque le agradece al club la despedida que le brindaron. "Yo tenía 34 años y da la casualidad que el que venía iba a ser holandés como el técnico. Yo sabía que ahí habría una repartición de comisiones y por dignidad accedí a irme del club pero en mi partido homenaje todos los ingresos de televisión y publicidad fueron para mí; esos sí son partidos de homenaje. Mi despedida del Real Madrid fue jugando contra el París Saint-Germain el 29 de mayo del 97”, comenta.

Uno de los momentos que Hugo recuerda con más cariño de sus años en el Real Madrid es el famoso gol de Chilena contra el logroñés. Para el delantero es su gol favorito por delante del los otros 163 goles que hizo con la casaca blanca. Fue en abril de 1998. “Ha sido el más afamado, el más bonito, el más plástico, el más espectacular. Lo pusieron como el gol más bonito el mundo. Estoy agradecido de que lo hayan valorado. Se ha quedado como uno de los mejores de la historia”, dijo.

Los 38 goles que marcó Hugo en una de sus temporadas de blanco supuso un récord en el fútbol español. Hasta la llegada de Messi y Cristiano nadie pudo superar esa cifra. Lo que si parece seguro que no le van a quitar nunca es el récord de meterlos todos al primer toque. “Ni Pelé ni Cruyff ni Ronaldo ni Messi serán máximos goleadores o lo han sido metiendo todos los goles a un solo toque. Es un récord muy difícil de igualar”, argumenta.

Admite que mantiene el contacto con varios jugadores que compartieron vestuario con él durante sus años en el Bernabéu. “Me llevo bien con la mayoría, pero más estoy en contacto con Emilio Butragueño, Martín Vázquez, Buyo, Míchel, Sanchís, Chendo y con Fernando Hierro. Es un privilegio haber jugado en el Real Madrid que ganó más títulos, el mejor de todos los tiempos, el de mayor fama en el mundo. Soy feliz por haber contribuido a su grandeza por los títulos, no por generar dinero”, finaliza el mexicano

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información