Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Fichajes que no dieron en el blanco: Robert Jarni

  • El futbolista croata no triunfó en el Real Madrid pese a su enorme calidad
El futbolista croata no triunfó en el Real Madrid pese a su enorme calidad
Carlos Carrasco-El Reportaje Carlos Carrasco-El Reportaje

No han sido pocos los jugadores que han realizado un papel más que destacable en ortos equipos y después no han dado el rendimiento esperado en el Real Madrid. Ese puede ser el caso de Robert Jarni, un  futbolista que maravilló en el Betis y que luego en el conjunto blanco no cumplió las expectativas.

Nacido en Cakovec en 1968. Comenzó su carrera en el club de su localidad natal para después firmar por el Hadjuk Split en 1985. Allí no tardó en convertirse en uno de los futbolistas con más futuro de su país. El salto a la Serie A italiana le llegó en 1991, cuando el Bari se fijó en él. Fue adquiriendo fama en el campeonato italiano, lo que le llevó a firmar por el Torino.

La Juventus de Turín vio en Jarni al jugador perfecto para reforzar el costado zurdo en el verano del 94. Sin embargo, no se adaptó a un equipo de la categoría de la 'Vecchia Signora' y lo vendío al Betis un año después. No hay duda de que en el cuadro verdiblanco vivió los mejores años de su carrera.

En el Betis estuvo tres años en los que no tardó en destacarse como una de las grandes estrellas del equipo y uno de los futbolistas más queridos por la afición, en una etapa que todavía se recuerda con mucho cariño entre los que acudían al Benito Villamarín a ver a los Finidi, Jarni, Alfonso y compañía. Jugó un total de 98 partidos con el equipo andaluz en los que anotó 19 goles.

Un tremendo Mundial de Francia 98 le valió, además de para ayudar a Croacia, para que el Real Madrid quisiera acometer su fichaje. Como el Betis no quería 'soltarle' se lo vendió al Coventry inglés. Un acuerdo entre el conjunto británico y la entidad de Concha Espina permitió su llegada al club de la capital de España.

Se esperaba mucho de él en el Real Madrid, pero lamentablente estuvo lejos de cumplir las expectativas. Cuajó un par de buenos partidos y dejó detalles de una enorme calidad, pero no fue ese jugador diferencial que se llegó a contemplar en el Betis. De madridista completó 27 partidos en los que firmó un gol, pero las sensaciomes no fueron buenas y solo estuvo la campaña 98-99 . Después se marchó al Las Palmas y colgó las botas en el Panathinaikos en 2002.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información