Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El caprichoso debut que el destino le tenía preparado a Zidane

  • Zidane marcó un golazo de leyenda frente al equipo ante el que debutará esta noche
El Reportaje
 Alejandro Albaladejo Alejandro Albaladejo

Este sábado, Zinedine Zidane debuta como primer entrenador del Real Madrid ante un equipo del que tiene un gran recuerdo, el Deportivo de la Coruña. Fue contra el conjunto gallego cuando marcó uno de sus mejores goles, mira que hizo muchos, con la camiseta del equipo merengue.

El destino le tenía guardado un debut así. En todos los 'highlight' de Zinedine con los de Chamartín aparece aquel tanto en el que, más que nunca, bailó sobre el balón. Las fechas también son parecidas. Ese Real Madrid-Dépor en el Santiago Bernabéu se celebró un 5 de enero, vispera del día de Reyes, mientras que el estreno como técnico se producirá este día 9, ya con los Magos de Oriente regresando a casa.

El partido del recién estrenado 2002 era correspondiente a la decimonovena jornada de Liga, el final de la primera vuelta en el campeonato doméstico. Precisamente, el sábado contra el Dépor también es la decimovena fecha del torneo doméstico y también se cierra la primera vuelta. Demasiadas coincidencias en lo que será una noche mágina para Zizou.

Aquel era el 'Súperdepor'. Un equipo con grandísimos jugadores como Makaay, Diego Tristan o Valerón y que dos cursos antes se alzaron con el título de Liga. Durante esos años, los de Zidane en el Real Madrid, los Madrid-Dépor eran partidos entre dos grandes. Ahora, eso ha cambiado, pero para el técnico del Real Madrid siempre será especial jugar ante los coruñeses.

Los tres puntos de ese choque se quedaron en el Santiago Bernabéu. Los blancos ganaron 3-1 gracias, en parte a la obra de arte que 'pintó' el '5' sobre el verde del coliseo madridista. Los goles llegaron pronto. Si alguien apuró de más en la Cabalgata de Reyes seguramente se esté lamentando todavía 14 años después.
En el minuto 5 Fernando Morientes abrió el marcador. Apenas dos minutos después, en el 7, Roy Makaay igualó el duelo y cuando todavía no se habían llegado a los 10 minutos de partido llegó el golazo de Zidane. El mago francés recibió al borde del área grande y tras 'bailar' al defensa coruñés introdujo el balón en la portería defendida por José Francisco Molina.

Ahora, 4.749 días después de su obra de arte, Zidane vuelve a reencontrarse con el Deportivo de la Coruña. Pero esta vez no estará en el césped, sino en el banquillo como entrenador. El destino ha querido que sea contra los gallegos el equipo ante el que ponga en marcha su andadura como técnico del Real Madrid. El fútbol, a veces, te depara estas sorpresas. Esperemos que el resultado también sea parecido al que se dio hace 14 años. Serán buenas noticias para el madridismo.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información