Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Karim Benzema: el 'tigre' del gol

  • DC repasa el pasado, presente y futuro de los jugadores de la actual plantilla del Real Madrid
Carlos Carrasco- El reportaje Carlos Carrasco- El reportaje

Raymond Kopa tuvo el honor de ser el primer francés que vistiera la camiseta del Real Madrid hace medio siglo. De él, a pesar  de que sólo completó tres años en el conjunto blanco, se recuerdan muchas cosas. Su clase, su regate y su compenetración con Di Stéfano contribuyeron a cimentar la leyenda blanca en aquellos gloriosos años. Hoy en día y tras el paso de otros jugadores galos por la entidad de Concha Espina como Zidane, Karembeu o Anelka, Karim Benzema recoge el testigo y lo hace con goles,  calidad y , sobre todo, un prometedor presente y futuro por delante.

Karim Benzema nació el 19 de diciembre de 1987 en la ciudad francesa de Lyon. El Olympique de Lyon fue el primer club donde dejó su impronta futbolística. Creció viendo y admirando a Ronaldo y a Nicolás Anelka y algo de ellos tiene. Velocidad, potencian, clase y, por supuesto, gol. Criado en las categorías inferiores de ‘gones' (sobrenombre con el que se conoce a la cantera del club de su ciudad natal.

Siendo la joya de la corona de las categorías inferiores , debuta en 2004 en el primer equipo de la mano de Paul Le Guen. Cuentan que en uno de sus primeros días en el vestuario del Lyon, algunos de sus compañeros empezaron a bromear y a reirse del novato, cuando le tocó presentarse a lo que Karim , con una mezcla de descaro y atrevimiento que hoy muestra sobre el césped, respondió: "no os riaís porque he venido a quitaros el puesto" un aviso a navegantes, medio en broma, pero que no tardaría en convertirse en realidad.

El delantero con más futuro de Europa

Debutó en la Ligue 1 francesa en enero de 2005 ante el Metz en un partido en el que asistió a uno de sus compañeros. Su primer tanto con la camiseta del equipo de su ciudad natal lo marcaría en marzo de 2006, mientras que su estreno goleador en la Liga de Campeones lo llevaría a cabo en diciembre de 2005 en Gerland ante el Rosenborg noruego.

La temporada de su consagración sería la 2007-2008 ya con el 10 a la espalda. En ese año firmó 31 goles en 51 partidos, con 20 ‘dianas' en la Liga francesa que le valieron el título de máximo goleador. Había nacido una estrella en Francia, pero también en el continente y muy posiblemente en el mundo del fútbol.

Al año siguiente alterna una gran primera vuelta de la temporada con periodos de cierta sequía en la segunda. Aún así, finaliza el curso 2008/2009 con 17 goles y segundo en la tabla clasificatoria del Pichichi. Sería su último año en el equipo de toda la vida en el que jugaría un total de 150 partidos para anotar 68 goles.

El ‘crack' sorpresa de Florentino

El verano de 2009 sería decisivo para el futuro de Benzema. No en vano, era admirado y reconocido como uno de los arietes más codiciados y prometedores del continente. En un Real Madrid con ansias de renovación lo sabían y aunque otros fichajes de más renombre como los de Kaká y Cristiano Ronaldo ocupan todas las portadas, pero para Florentino Pérez existe un tercer espada algo desconocido para el gran público y del que los entendidos hablan maravillas: Karim Benzema.

Las negociaciones con el Lyon no son sencillas y finalmente el traspaso se cierra en 35 millones de euros, una cantidad que sorprende a muchos pero que dos años después y en vista de lo que el galo puede ofrecer no deja de parecer un buen precio.En la pretemporada del año 2009 todos los focos se fijan en CR7 y en Ricardo Kaká, pero el joven francés ofrece importantes destellos de calidad y se convierte en el máximo goleador de la precampaña junto a Raúl.

Sin embargo, su curso fue irregular y, si bien logra algunas actuaciones destacables, durante muchos encuentros parece estar ausente sobre el terreno de juego. Es muy bueno, apunta muy alto y nadie se atreve a negarlo , pero desde el club surge cierta preocupación porque, en ocasiones, recuerda en exceso a Nicolás Anelka.

Finaliza la temporada 2009-2010 con 33 partidos y 9 goles, unas cifras escasas para un jugador de su categoría. Todos coinciden en que puede y debe dar mucho más de si. La temporada siguiente se ficha a José Mourinho, un técnico que sería decisvo para que Karim pudiera dar el salto definitivo a la élite.

En el primer tercio de la temporada 2010-2011 no parece ser así. Al delantrero galo nadie puede discutirle su calidad, ni su elegancia, pero sobre el terreno de juego peca de tener una actitud quizá demasiado indolente. Hasta que una lesión de Gonzalo Higuaín le obliga a llevar el peso de la responsabilidad en ataque. Mourinho se muestra preocupado, la ausencia del ‘Pipa' trastoca sus planes y ficha a Emmanuel Adebayor en el mercado de invierno. Sabe que tendrá que afrontar el tercio más importante de la temporada con un ‘gato' como principal argumento en ataque.

El ‘gato' se convierte en 'tigre'

Poco a poco, Karim inicia una conversión en 'tigre' que ayuda el equipo. Suyo fue el decisivo gol de ida de los octavos de final en Gerland ante su ex equipo que tanto celebró Florentino. El presidente sabía que Benzema era su apuesta personal y en aquél momento supo que se la habia jugado a caballo ganador.

A partir de entonces, se empieza a ver a un Karim más agresivo, para nada apático que golea y ayuda con sus increíbles recursos al equipo. Finaliza la temporada con 26 goles en 48 presencias y con la sensación de que el mejor ‘ tigre' está cada vez más cerca. Si había conseguido el notable , ahora iba a por el sobresaliente.

Esa calificación no parece excesiva dado su inicio de campaña. Benzema está rápido, más presionante que nunca, goleador y sigue sin ahorrarse su tremenda categoría en los partidos. Éste es el verdadero Benzema, cuyo techo parece todavía estar muy lejano.





 

Player Video...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información