Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Marcelo, la 'samba' del Real Madrid

  • DC repasa el pasado, presente y futuro de los jugadores de la actual plantilla del Real Madrid.
Carlos Carrasco- El reportaje Carlos Carrasco- El reportaje

La gran mayoría de jugadores brasileños que han militado en el Real Madrid han sido mensajeros de alegría para el vestuario blanco. Los Ronaldo, Baptista o Robinho se han caracterizado siempre por poner ese toque de samba indispensable en cualquier equipo. Actualmente, un joven heredero de todos ellos se encarga de dar ese toque brasileño a la plantilla madridista: Marcelo Vieira.

Pero Marcelo es mucho más que samba sobre el terreno de juego. Su alegría y gusto por el fútbol ofensivo se percibe desde el momento en el que pisa el césped. El brasileño ha ido madurando con el paso de los años y ya no es ese ‘niño' alocado que descuidaba sus tareas defensivas y se iba al ataque sin pensar que dejaba el costado izquierdo blanco desguarnecido.

Ahora es más constante, se coordina con sus compañeros para mantener el equilibrio, ataca y defiende mejor. Además, aún tiene 23 años y un margen de mejora espléndido para continuar progresando.

Marcelo Vieira nació en Rio de Janeiro un 12 de mayo de 1988. Desde muy jovencito se le vinculó a la extraordinaria generación de laterales que ha dado el fútbol brasileño en las últimas décadas. Los dirigentes del Fluminennse, su primer y único equipo en su país natal se apresuran a compararle con el gran Roberto Carlos. Estás comparaciones y su gran calidad física y técnica llaman la atención en el ‘Viejo Continente' donde no tardan en enviarle propuestas.

El Real Madrid se adelantó a todos. En el mercado de invierno del año 2006, directiva y cuerpo técnico consideran que es necesario un revulsivo para estimular al equipo. Se fichan tres jugadores uno por cada línea), jóvenes, procedentes del fútbol sudamericano y con posibilidades de tener una exitosa carrera en el Real Madrid.

Curiosamente muchos hablan de Fernando Gago como la mejor operación de las tres a pesar de costar la nada despreciable cifra de 20 millones de euros. Gonzalo Higuaín, al que algunos ‘pitonisos' no le auguran buen futuro vale 12 ‘kilos', mientras que Marcelo llega procedente del mencionado Fluminense a cambio de 6 millones de euros.

En el ‘Flu' fue un fijo recién alcanzada la mayoría de edad y si su primer año sólo le sirve para debutar, en el segundo disputa 29 encuentros y anota cuatro tantos.

Un etiqueta difícil de quitar

Desgraciadamente, desde algunos medios no tardan en llamarle el "nuevo Roberto Carlos', una eetiqueta demasiado pesada para un chico de 18 años con mucho que decir y que apunta buenas maneras, pero un crío al fin y al cabo.

Roberto Carlos, quien sigue siendo indiscutible en el once madridista, hace bien en no ver a Marcelo como una amenaza sino alguien a quien enseñar y enseguida se convierte en su mentor. Y no hay mejor ni más ilustre maestro si se desea ser lateral zurdo que el mejor futbolista que ha ocupado ese puesto en la historia del Real madrid. Marcelo debuta sustituyendo a Michel Salgado, pero se lesiona y debe esperar para jugar por primera vez en el once titular un 14 de abril de 2007.

Ya en la 2007-2008, Marcelo debe encarar la temporada sin su ‘padre deportivo'. Poco a poco comienza a tener confianza aunque si bien se valora su voluntad ofensiva y su deseo irrefrenable de incorporarse al ataque, en defensa su rendimiento se resiente . Aunque se exagera en exceso este defecto, él y el madridismo son conscientes de que debe mejorar en el aspecto defensivo.

Así las cosas, completa su primera temporada en la plantilla del Real Madrid,todavía sin alcanzar la veintena de edad habiendo jugado 32 partidos, un hecho que confirma que ha llegado para quedarse.

Muchos ‘entendidos' se apresuran a asegurar que Marcelo es excesivamente joven e incluso aventuran que no es jugador para el Real Madrid. No podían imaginar lo equivocados que estaban. El lateral suma partidos y expreiencias en la entidad de Concha Espina que le sirven como base para formar el excelente jugador que es hoy.

Pellegrini y Mou, claves en su madurez

Juande Ramos y Fabio Capello se atreven incluso a colocarle de extremo izquierda. una posición en la que demuestra que también puede jugar si la situación lo requiere. No obstante, partiendo desde el centro del campo pierde la capacidad de sorprender desde atrás a la zaga contraria. Sus dos temporadas siguientes juega 34 y 42 partidos, firmando 4 tantos en cada una de ellas.

La temporada de Manuel Pellegrini fue excelente para Marcelo. En ella se observó una mejora notable en diversas facetas del juego , pero no fue hasta la llegada de José Mourinho cuando se ha visto a la mejor versión de este grandísimo futbolista. Cincuenta partidos y cinco goles son los números de su campaña 2010-2011.

Pero por encima de cifras, permanece la sensación de que Marcelo es ya un hombre clave en el Real Madrid. Porque su ‘samba' no sólo hace piña y equipo sino que también es capaz de revolucionar partidos desde el lateral zurdo.


 

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información