Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La primera Liga del Real Madrid

  • DC rememora los 31 campeonatos de Liga ganados por el conjunto blanco
Zamora, Ciriaco y Quincoces, protagonistas de la temporada 1931-32
Carlos Carrasco- El reportaje Carlos Carrasco- El reportaje

Las nueve Copas de Europa, dos Copas de la UEFA y tres Intercontinentales lucen mejor que bien en la sala de trofeos del Real Madrid, pero todos estos títulos internacionales no deben hacer desmerecer en ningún caso el impresionante palmarés del conjunto blanco en lo que a títulos nacionales se refiere. En las próximas semanas repasaremos los campeonatos de Liga conseguidos por la entidad de Concha Espina a lo largo de sus 110 años de historia. Comenzamos con el logrado en la campaña 1931-1932 con defensas de la talla de Ciriaco y Quincoces, el gran Ricardo Zamora en la portería o excelentes arietes como Hilario u Olivares.

 

 

Con el nacimiento del profesionalismo en el fútbol español en 1925 se sentaron las bases para la creación de un torneo liguero a imagen y semejanza del campeonato inglés.El presidente del Arenas Club de Guecho, José María Acha, fue el impulsor inicial de un proyecto que, por aquella época, se vivía con tremenda ilusón por los aficionados al deporte rey. Finalmente se decide que los integrantes de lo que se dio en llamar la Primera División serían los equipos que hasta noviembre de 1928 hubieran disputado alguna final de Copa. En total nueve equipos, más el Racing de Santander (que superó una eliminatoria previa para decidir la décima plaza) Jugarón la primera Liga. Esta primera campaña la ganó el Barcelona, mientras que los campeonatos 1929-30 y 30-31 fueron para el Athletic de Bilbao.

Un truinfo basado en la defensa

Ante este panorama, un club puntero como el Madrid CF ( quien ya contaba en sus filas con el gran Ricardo Zamora) opta por reforzarse para intenntar conquistar el campeonato. Bajo esa premisa llegan hombres como Ciriaco, Quincoces y Olivares, los tres procedentes del Alavés a cambio de 60.000 euros. Se trataba de dos de los mejores defensas del país, así como de uno de los delanteros más prometedores. Dinamita pura para el equipo madrileño en ambas líneas

De esta forma, con una línea defensiva y con atacantes certeros como el propio Olivares, Hilario y Luis Regueuiro plantan cara a un todopoderoso Athletic de Bilbao, que posee como principales argumentos una delantera demoladora con futbolistas de la talla de Gorostiza o Bata.

Quince goles en 18 jornadas son el balance de la primer gran tripleta mágica madridista: Zamora, Ciriaco y Quincoces, tres leyendas del madridismo que ganaron muchos puntos desde la defensa. Ya fuera en el mítico Chamartín o en los distintos campos rivales, aficionados y contrarios sabían que perforar la meta defendida por ‘El Divino' sería una empresa harto difícil.

Aquella temporada, además, el equipo finalizó invicto ya que ni el mejor Athletic de Bilbao pudo doblegar a los blancos, ya que el doble duelo entre ambós equipos se saldó con sendos empates (1-1 y 3-3).

El jugador estrella

Sería poco justo destacar a un sólo futbolista de aquel  Madrid. El conjunto fue capaz de imponerse sobre las individualidades para formar una escuadra sólida casi imbatible que aprovechaba al máximo sus cualidades. Si hubiera que mencionar a algunos, no obstante, la mencionada tripleta defensiva Zamora-Quincoces-Ciriaco quedará para la historia como una de las mejores, si no la mejor, que han pasado por las filas madridistas en más de un siglo. En un futbol ultraofensivo como el que prácticaban muchos equipos en los años 30 era muy difícil mantener un buen equilibrio defensivo, recibir pocos goles y empezar a ganar los partidos desde atrás.

El partido clave

 Madrid CF  y Athletic de Bilbao llegaban con posibilidades de ganar la Liga a la última jornada. A los blancos les bastaba con lograr un empate pero el rival y el estadio no iban a ser precisamente sencillos. Nada más y nada menos que un Barça-Madrid en Les Corts iba a dilucidar el triunfador en la Liga. Era la oportunidad perfecta para que los culés amargaran el campeonato al eterno rival.

Se adelantan los azulgrana en un tanto de Samitier que parece acercar la Liga a los ‘leones', pero Lazcano empata para los merengues al borde del descanso. Luis Regueiro coloca el 1-2 y el culé Arocha firmaría el definitivo empate a 2. Primer título de Liga y gran celebración en Madrid.

Fue la primera de muchas, tantas como 31. Tres decenas de campeonatos ligueros que llenarían la sala de trofeos del Real Madrid. Pero para eso aún queda. Disfutemos de Zamora y los suyos.

Clasificación extraída de Wikipedia 



 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información