Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La razón por la que jamás se debe jugar esta final en el Bernabéu

  • Trompuccini da en La Pizarra las claves sobre el motivo para negarse a ceder Chamartín
Trompuccini da en La Pizarra las claves sobre el motivo para negarse a ceder Chamartín
Trompuccini Trompuccini

La elección de una sede para la final de Copa entre Athletic y FC Barcelona está suscitando una gran polémica, especialmente por la negativa del Real Madrid a ceder su estadio para dicho evento. Muchos han tratado de atacar la resistencia blanca alegando conceptos trillados como el del 'señorío' o la 'educación'. Sin embargo, las verdaderas claves por las que el Bernabéu no debe ser la sede de esta final son otras. Trompuccini las ha enumerado en La Pizarra en un artículo que queremos traerles a portada y con el que DC se muestra totalmente de acuerdo.

En esta final de Copa van a juntarse en el mismo estadio dos aficiones que, en un 99%, silban, humillan, pisan, el himno de España, la bandera de España, y a su Jefe de Estado. Eso es de tal gravedad, que está perfectamente justificado que en ningún estadio de España sean bien recibidos, y mucho menos en el Santiago Benabéu.

No es un asunto madridista. Cualquier español de bien debería coincidir plenamente con esta idea. Si un grupo de personas insultan a mi madre, no tengo por qué recibirlos en mi casa. Por dignidad, por personalidad y por carácter, esa gente se queda en la calle. La cortesía y la amabilidad, para los que la merecen. Cualquier Club que se sienta español debería sentir rechazo por la idea de albergar a esas dos aficiones, que van a pisar el himno de todos y la bandera de todos. Si esos equipos y esas aficiones tienen ese sentimiento, que se vayan a jugar a un charco.

No me cabe ninguna duda de que España está llena de pusilánimes. Otros son simplemente hipócritas. Ayer Santiago Segurola en Onda Cero calificó de mezquino el que el Real Madrid rechace albergar la final de Copa en su estadio. De que la afición del Athletic pise la bandera y el himno español, no dijo nada. España está llena de miracielos, de besapiés, y de apóstoles del "ustéperdone". Desde luego que hay que ser amable y caballeroso. Pero jamás a costa de renunciar a la defensa de las cosas más nuestras, más queridas.

Por tanto, con toda la razón del mundo, el Real Madrid debe decir ABSOLUTAMENTE NO a esta final de Copa en su estadio.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información