Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La décima liga del Real Madrid

  • DC rememora los 31 campeonatos de Liga ganados por el conjunto blanco
Carlos Carrasco- El reportaje
Carlos Carrasco- El reportaje Carlos Carrasco- El reportaje

El campeonato liguero de la temporada 1963-64 era el cuarto consecutivo para el Real Madrid, pero por encima de esta gran marca el campeonato iba a estar marcado por que fue la última de Alfredo Di Stéfano como integrante de la primera plantilla blanca. Diez años después de su llegada ' la saeta' comenzaba a acusar los años y los kilómetros en las piernas y la derrota ante el Inter de Milán de Fachetti, Suárez y Mazzola en la final de la Copa de Europa convencería a Santiago Bernabéu de que el argentino había terminado su etapa con la elástica merengue.

Pero antes que eso pasarían muchas cosas. Para empezar, el verano del 63 estuvo marcado por el secuestro del mencionado Di Stéfano. Sí, como lo leen, secuestro. Sucedió el 24 de agosto de ese año, mientras el Madrid se encontraba en Caracas , disputando la Pequeña Copa del Mundo.

El argentino se encontraba en el hotel Potomac de la capital venezolana, cuando tres individuos asaltaron su habitación y le apuntaron con una pistola actuaban en nombre de las FALN (Fuerzas Armadas de Liberación Nacional) de Venezuela. La agrupación le mantuvo retenido durante 57 horas hasta que , gracias a las negociaciones con los dirigentes venezolanos, la estrella madridista fue liberada cerca de la embajada española.


Si nos referimos a cambios en la plantilla del Real Madrid, aquel verano hubo pocos. Muñoz deseaba mantener el bloque campeón de liga por lo que sólo destacaron las llegadas de Roberto Suárez 'Pipi' , Santisteban, Serena y el cancerbero Antonio Betancort. En cuanto a las bajas, únicamente se produjeron las salidas de Fermín y de Tejada.

La lucha por el trono liguero aquel año estuvo más equilibrada que en campañas anteriores . Equipos como el Barcelona, el Betis o el Zaragoza le pusieron las cosas difíciles a la entidad de Concha Espina. Además, se perdieron algunos partidos como la derrota ante el Elche en la segunda jornada , ante el Sevilla en la capital hispalense o en la cancha del Zaragoza.

Una buena recta final de campeonato en la que los de Muñoz se impusieron al Barcelona a cuatro partidos para el final del campeonato , certificó la victoria madridista. Doce jornadas consecutivas encabezando la clasificación pusieron de manifiesto el buen rendimiento de los madridistas. Además, si Vicente repitió el tíulo al portero menos goleado, con 23 tantos encajados, el ataque no iba nada mal pues Puskas fue 'pichichi' con 20 tantos.


Paco Gento marcó el gol 2.000 del Real Madrid en la Liga e inscribió una vez más su nombre en las gloriosas páginas del madridismo. En la copa de Europa se luchó hasta el final. El Madrid eliminó al Glasgow Rangers escocés y al Dínamo de Bucarest rumano, antede de enfrentarse al Milan , vigente campeón de Europa. No sin esfuerzo se eliminó a los 'rossoneri' en cuartos de final (pese a caer por 2-0 en San Siro) y en semis cayó el Zurich. En la gran final se topó con el Inter de Helenio Herrera que se impuso por 3-1 a un Real Madrid que comenzaba a acusar el cansancio y la edad de sus estrellas.

La estrella: Di Stéfano

Más por los servicios prestados durante una década que por su rendimiento individual esa temporada, la 'Saeta' es merecedor de este reconocimiento. Únicamente marcó 11 goles, pero seguía siendo un líder dentro y fuera del campo. Sobre el césped infinitamente respetado por sus compañeros y lejos de él, convertido en una leyenda del madridismo. Quizá por eso le costó marcharse y rechazó una oferta de santiago Bernabéu para formar parte del cuerpoo técnico blanco. Lo hizo porque consideraba que aún le quedaba fútbol en sus botas y , efectivamente, terminó sus días de fútbol en las filas del Espanyol.

Los partidos: Real Madrid- Atlético de Madrid (5-1) y Barcelona- Real Madrid (1-2)

Los rivales madrileños se vieron las caras en la jornada 10 del campeonato. La 'manita' tuvo como protagonistas a los goleadores Amancio, Puskas y Gento ( éste último en dos ocasiones) en el bando blanco. Fue un resultado muy comentado por los afcionados de la época y sumió a los rojiblancos en una crisis de resultados que le llevó a finalizar la liga en séptima posición.


En el 'clásico' entre los dos grandes de nuestro fútbol , Gento fue el encargado de enmudecer la cancha barcelonista con su gol a los 18 minutos de juego. Un tanto que tuvo respuesta por medio de Zaldúa 10 minutos después. Al borde del descanso , Ferenc Puskas marcó el segundo del Real Madrid que haría subir el definitivo 1-2 en el marcador.


Clasificación extraída de Wikipedia

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información