Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Fernando Martín, la leyenda del baloncesto español

  • DC REPASA LA CARRERA DE ALGUNOS DE LOS MEJORES JUGADORES DE BALONCESTO MADRIDISTAS DE LA HISTORIA
Carlos Carrasco-El reportaje
Carlos Carrasco-El reportaje Carlos Carrasco-El reportaje

Quizá la figura con más repercusión en la historia de la sección de baloncesto del Real Madrid sea la de Fernando Martín. Un hombre que lo ganó todo con el club blanco, se marchó  a la NBA siendo el primer español en hacerlo  y regresó para convertirse en un ídolo del madridismo hasta que un desafortunado accidente de tráfico le quitó la vida cuando aún le quedaban muchos años de basket por delante. 

Si hiciéramos una encuesta entre los aficionados blancos del deporte de la canasta acerca del hombre más representativo de esta sección en el Real Madrid, Fernando Martín y Drazen Petrovic se repartirían la gran mayoría de las respuestas. Desgraciadamente, ambos ‘cracks’ compartieron un fatal destino. Si en el caso del balcánico,  una temporada  en el Real Madrid dejó una huella indeleble, Fernando Martín fue más allá y se elevó a la categoría de mito.



Nacido en Madrid, un 25 de marzo de 1962 en el seno de una familia de tres hermanos. Desde muy pequeño demostró tener muy buenas aptitudes en el deporte. Se inició en el balonmano, pero pronto descubrió que su deporte era el baloncesto. Aún así, llegó a ser campeón de Castilla de natación. Con 18 años ya era una pieza importante en el equipo del Ramiro de Maeztu. En las filas del conjunto estudiantil queda subcampeón de liga por detrás del Barcelona. Era un atleta con todas las letras con una capacidad física difícil de encontrar en nuestro país en aquella época.   

En el verano de 1980 fichó por el Real Madrid a cambio de 10 millones de pesetas (un récord para la época), pero los dirigentes blancos  ni mucho menos se arrepentirían de la decisión.  Ya en el primer partido anotó la friolera de 50 puntos en su estreno en el Mundialito de clubes de Sao Paulo.   Corbalán explicó que jugaron para él con el objetivo de que se sintiera integrado en el equipo. !Vaya si lo consiguió!



Los títulos llegan y conquista  cuatro ligas y tres Copas del Rey. La ambición  de Fernando le llevó a ser el primer español en jugar en la NBA. Lo hace en las filas de los Portland Trail Blazers en la campaña 86-87.

Sin embargo, su andadura en la liga norteamericana no es nada sencilla y sufre las dificultades de ser un extranjero en la competición y la escasez de minutos fueron motivos suficientes para regresar al Real Madrid , su casa. Fernando Martín ya había demostrado que podía luchar de tú a tú con los mejores del mundo. Ya había abierto la puerta a muchos otros.

FUTURO TRUNCADO 

En su regreso al club de su vida siguió siendo la estrella del equipo. El ‘guerrero’ en la pintura que no ahorraba ni una gota de sudor para darlo todo por su equipo. Junto a Drazen Petrovic ( con quien tuvo una relación difícil) fue el estandarte de la Recopa de Europa que conquistó el Real Madrid en 1989. En plena madurez personal y deportiva el futuro del pivot y de la entidad merengue no podía ser más optimista.

Hasta que el el 3 de diciembre de 1989 todo se truncó. Fernando Martín se disponía  a ver un encuentro entre el Real Madrid y el Cai Zaragoza desde el banquillo, pues el joven estrella se encontraba lesionado. Por desgracia, nunca llegó a su destino. Un accidente de tráfico acabó con su vida. La noticia conmocionó a un país que había tomado a Fernando como su particular ‘Superman’. Nadie se esperaba ese fatídico desenlace. Murió el jugador , pero el sentimiento permanece. Todos los aficionados al baloncesto del Real Madrid deben conocer la historia de este incomparable mito de la canasta.              

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información