Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La Caverna se crece por la primera jornada

  • El Infiltrado pone cada semana el dedo en la 'llaga' de la culerada
El Infiltrado pone cada semana el dedo en la 'llaga' de la culerada
EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL

Saludos, queridos madridistas. Ayer dejamos atrás la última semana y con ella un buen puñado de noticias e informaciones de la prensa barcelonista que merecen un pormenorizado análisis por nuestra parte. La fantasiosa imaginación de la Caverna culé demuestra semana tras semana su capacidad para adulterar la realidad con el fin de alegrarle la vista y los oídos a sus aficionados. Sin embargo, nuestra tarea desde estas líneas es bajarles de la nube y dejarles claro que, por muy felices que se las prometan, a su equipo siempre le tocará vivir a la sombra del Real Madrid.

1. El 'respeto' de los jugadores del Barcelona.

La plantilla asistió respetuosa al día de la despedida de Pedro y manifestaron su malestar con la prensa cuando se le preguntó por tercera ocasión sobre Mourinho, incluso llegó a escucharse algún silbido al entender que dichas preguntas ponían en su situación comprometida a su excompañero y amigo. La insistencia de los periodistas en el 'tema Mourinho' acabó por enfadar a un pequeño núcleo de futbolistas del primer equipo.

Respuesta del Infiltrado: Parece ser que en Barcelona se toman a guasa la falta de educación de los jugadores culés que se atreven incluso a silbar a los periodistas cuando realizan su trabajo durante la rueda de prensa de Pedro. Eso sí, si a uno de los futbolistas se le pita con celeridad se enciende, pero claro hay que recordar que en Cataluña eso de silbar está muy de moda, solo hay que recordar la pitada al himno de España...


2. Vermaelen, Balón de Oro.

Fue uno de los mejores ante el Athletic. Si hace diez días no pudo evitar el naufragio culé en este mismo estadio, este domingo se mostró mucho más seguro en todo momento. Fue el mejor de la zaga y el artífice de que el Athletic no pudiera disparar más a portería. Sólido por arriba y por abajo y también importante en la salida del balón. Tras un primer año en blanco, el suyo puede ser el verdadero fichaje de este nuevo Barça (antes de enero, claro).

 

Respuesta del Infiltrado: Ahora resulta que por un partido decente se encumbra a Vermaelen y hay que fijarse en él casi como candidato al Balón de Oro, y eso después de una temporada en la que jugó un solo partido por sus eternas lesiones. Eso sí, cuando se trata de jugadores del Real Madrid contrastados, al mínimo fallo se les atiza sin mesura y se les echa a los leones.



3. Sergi Roberto, un parche universal.

Motivado por su nuevo reto, Sergi Roberto se convirtió en el amo y señor del carril derecho con sus incisivas subidas creando muchísimo peligro en la zona de ataque azulgrana. En la faceta defensiva, estuvo presente en todas las coberturas y rayó a un gran nivel con la visión extra que le da ejercer, habitualmente, de centrocampista.

 

Respuesta del Infiltrado: Al más puro estilo realizado con Vermaelen, la prensa culé ha ‘descubierto' a Sergi Roberto como ese jugador que necesitaba el Barcelona para ser imparable. Después de no poder inscribir jugadores este verano, a los culés solo les queda consolarse con encumbrar a cualquiera que pasa por ahí para cubrir una baja.

 


 

4. Hablar más de Illarra que de Halilovic.

Hasta hace pocas semanas Illarramendi se empeñaba en triunfar en el Real Madrid, pero la llegada de del centrocampista Kovacic le ha abierto los ojos y le ha hecho ver que si ya no contaba para Ancelotti, aún cuenta menos para Rafa Benítez.

 

Respuesta del Infiltrado: Cómo no, en Barcelona está a la orden del día eso de ver la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio. Prefieren hablar del futuro de Illarramendi para no tener que hacerlo del éxodo de canteranos que ha vivido La Masía este verano o de la salida de esos súper futbolistas jóvenes que llegaban a Can Barça para triunfar, como Halilovic, que se ha tenido que ir cedido.


5. La prensa culé, se crece con el empate de Gijón.

En los últimos minutos El Molinón rugió en apoyo de los suyos, que respondieron luchando hasta la extenuación y sacaron un punto ante todo un Real Madrid que evidenció no estar a la altura de lo que su potencial parece exigir.

 

Respuesta del Infiltrado: Apenas se ha disputado un partido y en Barcelona ya se ven campeones después del empate del Real Madrid en Gijón. Parece que se olvidan que quedan 37 jornadas y prefieren omitir que el Barça jugó fatal en Bilbao y que a los de Rafa Benítez le birlaron un clamoroso penalti que podía haber dado los tres puntos, por cierto un penalti que sí pitaron a los culés con un piscinazo descomunal de Luis Suárez.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información