Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Neymar vuelve a demostrar que es un culé de 'cartera'

  • El Infiltrado pone cada semana el dedo en la 'llaga' de la culerada
El Infiltrado pone cada semana el dedo en la 'llaga' de la culerada
EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL

Saludos, queridos madridistas. Ayer dejamos atrás la última semana y con ella un buen puñado de noticias e informaciones de la prensa barcelonista que merecen un pormenorizado análisis por nuestra parte. La fantasiosa imaginación de la Caverna culé demuestra semana tras semana su capacidad para adulterar la realidad con el fin de alegrarle la vista y los oídos a sus aficionados. Sin embargo, nuestra tarea desde estas líneas es bajarles de la nube y dejarles claro que, por muy felices que se las prometan, a su equipo siempre le tocará vivir a la sombra del Real Madrid.

1. El Barcelona le echa 'morro' y ya se queja de los árbitros

“Veo la próxima Liga peligrosamente preparada para el Real Madrid”. La frase que Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, soltó el pasado mes de junio en una entrevista del diario As irrumpió en la cabeza de la mayoría de culés que el sábado sufrieron en el transcurso del Barça-Málaga un arbitraje repleto de errores e interpretaciones confusas del reglamento. El gol de la victoria de Vermaelen evitó que se hablara más de la labor del árbitro aragonés Santiago Jaime Latre, pero no se puede obviar que miró para otro lado en dos infracciones dentro del área de los defensas del equipo andaluz que fueron penaltis clarísimos: la mano de Miguel Torres en el suelo tras regate de Neymar, idéntica a la de Piqué en el Bernabéu que sí castigó el extremeño Jesús Gil Manzano la pasada temporada, y la entrada de Angeleri a Luis Suárez.

Respuesta del Infiltrado: Jornada dos y en Barcelona ya se quejan de los árbitros. Cada uno es libre de expresarse como quiera, pues de hecho el madridismo hizo lo propio en Gijón después de que el colegiado no señalara un claro penalti sobre Cristiano Ronaldo que podría haberle dado los tres puntos. Pero en el caso de los culés hay un claro matiz que marca la diferencia, porque en la primera jornada se vieron beneficiados por un penalti sobre Luis Suárez que sólo vio el colegiado. Luego por suerte Messi acabó fallando la pena máxima, pero ni eso impidió que quedase la sensación de que los culés habían sido lamentablemente ayudados en la 'Catedral'. Por eso ahora sus quejas sobre el arbitraje que vivieron ante el Málaga suenan ridículas y fuera de lugar.


2. Vermaelen, un gol y ya es un héroe

Vermaelen salió ovacionado del Camp Nou. Entre esta imagen triunfal del héroe de la segunda jornada de Liga y aquella de su presentación, con un parte de baja por lesión, ha discurrido un largo año. El tiempo y el fútbol han terminado premiado su sufrimiento. Los problemas físicos le impidieron debutar hasta la última jornada de Liga poniendo en tela de juicio los 18 millones de euros que costó su fichaje. El central belga se arrancó de cuajo la etiqueta ‘rendimiento inmediato’ que le pesaba como una losa. Fue él y no el tridente quien acabó tumbando el dique que el Málaga y Kameni levantaron durante 252 minutos, los dos partidos ligueros de la temporada pasada y el primero de esta Liga 2015-2016.

 

Respuesta del Infiltrado: Nunca un gol salió más caro. 18 millones de euros se gastó el Barcelona en Vermaelen para que el belga se pasara todo su primer año en la enfermería. Pero ahora por suerte para ellos el jugador está volviendo a jugar e incluso el sábado marcó el gol de la victoria ante el Málaga. Por eso algunos ya están convirtiendo al central en un héroe improvisado, como si su tanto sirviera para amortizar el 'pastizal' invertido en él. No es más que una mala y tardía justificación, porque haga lo que haga el futbolista no podrá evitar ser siempre recordado como el hombre que costó un dineral y que no pudo participar en su primer año de azulgrana.

Neymar en un partido de esta pretemporada

3. Neymar, otro renovación por 'capricho'

La intención de Neymar es pedir una mejora sustancial. Su contrato actual, según hizo público el club en un caso inédito, estipula que debe percibir 44 millones de euros en cinco años. Esto significa 8,8 millones de euros por temporada, además de otros siete en variables. Neymar no está situado actualmente en el top de futbolistas mejor pagados y con la renovación se colocaría como segundo solo por detrás de Leo Messi.

 

Respuesta del Infiltrado: Dos años después de ficharle el Barcelona quiere renovar a Neymar. Su argumento para hacerlo es que el jugador cobra 'poco', ya que únicamente percibe 8,8 millones de euros netos y fijos por campaña, sin contar los extras por objetivos. Pero esos datos tienen trampa, porque nadie dice que el padre y agente del jugador percibió 40 millones de euros a modo de comisión por el traspaso. Vamos, que a esos 8,8 millones hay que sumar los otros 8 'kilos' por los cinco años de contrato que firmó, lo que sitúa al jugador con unos incresos de casi 17 millones anuales. ¿Seguro que eso es poco dinero y motivo para renovarle ya, señores del Barcelona?

 


 

4. El próximo verano Neymar pensará muy poco en el Barça y mucho en sí mismo

Sobre la selección Neymar también demostró de nuevo su interés en disputar al finalizar la temporada que acaba de arrancar la Copa América y las Olímpiadas: "Todo el mundo sabe de mi deseo de jugar la Copa América y las Olimpiadas. Mi deseo es ese y espero que las personas puedan comprenderlo y liberarme para que así sea".

 

Respuesta del Infiltrado: Neymar quiere renovar su contrato para que el Barcelona le convierta en uno de los jugadores mejor pagados del mundo. Pero a cambio no piensa variar ni un ápice su actitud egoísta. De hecho, a 1 de septiembre el jugador ya está pensando en lo que hará el próximo verano. Y en sus planes no entra hacer mucha pretemporada con el Barcelona, sino más bien ponerse la camiseta de la selección brasileña en dos citas: la Copa América y las Olimpiadas. A él poco le importa que su actitud pueda perjudicar al club que le paga, ya que le impediría hacer una pretemporada en condiciones, porque su capricho es defender los colores de su país en hasta dos torneos del verano. Toda una 'locura' que evidencia que el delantero es un culé de cartera, no de corazón.


5. La prensa culé no va a por Cristiano porque Messi ha empezado tan mal como él

El inicio de Liga está siendo sorprendente en lo que a goles se refiere. Acostumbrados a los espectaculares duelos entre Leo Messi y Cristiano Ronaldo, parece increíble que ninguno de los dos cracks haya inaugurado aún su casillero después de dos partidos disputados. De hecho, desde que el luso aterrizó en la Liga, nunca se había producido esta circunstancia. No hay que olvidar que estamos hablando de dos futbolistas que se reparten equitativamente los últimos seis trofeos Pichichi con registros brutales y que el blaugrana es el máximo goleador de la historia de la Liga con 286 tantos, mientras que el madridista suma ya 225.

 

Respuesta del Infiltrado: ¿Se imaginan que diría la prensa barcelonista si Messi hubiera marcado ya tres o cuatro goles en las dos primeras jornadas de Liga y Cristiano estuviera como está a 'cero'? Seguramente los diarios culés estarían ya atacando al portugués y le acusarían de estar poco menos que acabado. Pero se da la circunstancia de que el argentino está en la misma situación, ya que ha iniciado la temporada sin ver puerta. Por eso en Barcelona se toman con tranquilidad lo que está ocurriendo y prefieren no atacar al 'crack' madridista. Lo que en otra situación habría sido motivo de chanza en la Ciudad Condal se ve ahora como simple anécdota porque Messi tampoco ha empezado bien el curso.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información