Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Una noche de pesadilla y terror deja 129 muertos y 352 heridos en París

  • Al menos seis ataques terroristas coordinados han asolado la capital gala
Al menos seis ataques terroristas coordinados han asolado la capital gala
 Defensa Central Defensa Central

Pasarán los años y París nunca olvidará lo que ocurrió el 13 de noviembre de 2015. Una serie de ataques terroristas perfectamente coordinados dejaron anoche un reguero de muertos, heridos y destrucción en la capital francesa. A última hora de la tarde se cifraban en 129 los fallecidos, así como unos 352 heridos, de los que cerca de 100 estarían graves. A consecuencia de ello el Consejo de Ministros francés decretó anoche el 'Estado de Urgencia' y la ciudad ha sido tomada por 1.500 miembros del ejército que se han unido a las fuerzas policiales ya presentes.

El recuento de esta aciaga noche señala que hasta seis lugares diferentes de París han sido víctima de estos crueles ataques. El más dañado, la sala de espectáculos 'Bataclan', donde cerca de un centenar de personas han muerto después de que varios terroristas la asaltaran y ejecutaran a muchos de los allí presentes con fusiles y explosivos. Además, el Stade de France también fue objeto de estos ataques, pues hasta dos terroristas hicieron detonar sus bombas a lo 'kamikaze' en su intento de acceder al estadio mientras se disputaba el partido amistoso entre las selecciones de Francia y Alemania.

Las autoridades francesas se encuentran investigando en este momento el origen de estos ataques, aunque la primera pista lleva a pensar en el terrorismo islámico. Algunos testigos presenciales de estos atentados aseguran que los atacantes gritaron 'Alá es grande' mientras llevaban a cabo su matanza. Además, también se apunta a referencias a la participación del Estado francés en la Guerra de Siria. En total se estima ya en ocho el número de terroristas muertos, cuatro en la sala 'Bataclan', tres inmolados por sus cinturones explosivos y otro más abatido antes de suicidarse cerca del bulevar Voltaire.

El presidente de la República francesa François Hollande se encontraba viendo el partido amistoso entre Francia y Alemania cuando comenzaron los ataques terroristas, por lo que fue inmediatamente evacuado. Unas horas después comparecía públicamente para hablar de "horror" y asegurar que ya saben de dónde vienen estos ataques. Sin embargo, Francia no niega que pueda haber más atacantes fugados, por lo que ha reforzado la vigilancia en sus fronteras y París se mantiene en un estado de pánico en el que se recomienda que los ciudadanos no salgan desde sus casas.

 

DESDE DC MOSTRAMOS TODA NUESTRA SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO FRANCÉS Y NUESTRA ABSOLUTA REPULSA CONTRA ESTA HORRIBLE BARBARIE TERRORISTA. #PRAYFORPARIS


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información