Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Luis Suárez volvió a las andadas con un pisotón sin sentido

  • Debió ser expulsado tras dejarle la marca de los tacos a Abdennour
Debió ser expulsado tras dejarle la marca de los tacos a Abdennour
 Defensa Central Defensa Central

Por mucho que Luis Suárez se esfuerce en guardar la compostura dentro del campo, más tarde o más temprano se va a acabar traicionando a sí mismo. El uruguayo es un jugador polémico y agresivo cuando está en el terreno de juego, por lo que este sábado dio rienda suelta a sus instintos más bajos y pisó sin ninguna justificación a su marcador, el central Abdennour.

Corría el minuto 51 de encuentro cuando el delantero y el zaguero del Valencia aguardaban en la frontal del área ché. El jugador del Barcelona aprovechó que el colegiado miraba en ese momento el balón - el cual estaba a bastante distancia - para pisar a su rival de forma flagrante después de que este le estuviera agarrando de la camiseta para ganarle la posición. La agresión hizo que Abdennour cayera al suelo y se llevara con él a Suárez, por lo que ambos acabaron revolviéndose en el suelo. Sin embargo, las quejas del jugador valencianista no sirvieron para nada, porque el colegiado Jaime Latre y su juez de línea no vieron nada y Suárez ni siquiera se llevó la cartulina amarilla.

Luis Suárez marcó un gol en fuera de juego al Valencia

Las imágenes no dejan lugar a ninguna duda, pero Suárez debe pensar que la gente es tonta. Y es que al término del choque el charrúa explicó a su manera lo ocurrido. "Le pisé sin querer, a mí me pegaron hace un par de semanas sin querer y son cosas que pasan en los campos. Al girar el cuerpo le piso y le pedí disculpas" señaló, a pesar de que la repetición demuestra que realiza el gesto con fuerza y con intención de dañar. De hecho, el propio Abdennour subió al término del choque una doble imagen a sus redes sociales en el que se ven las marcas que los tacos dejaron en su pie. Unas señales que no estarían ahí de haberse tratado un pisotón involutario.

De todas formas, ahí no acabó la polémica con Suárez como protagonista, ya que el delantero marcó pocos minutos después el 0-1 partiendo desde una posición de fuera de juego. Las imágenes tampoco dan lugar al error, por lo que el gol nunca debió subir al marcador y el uruguayo debería estar ahora sancionado con varios partidos por agresión. Pero así funcionan las cosas, el barcelonismo llora con los árbitrajes y consigue lo que quiere: seguir sumando puntos para que la Liga supuestamente 'preparada para el Madrid' acabe en sus vitrinas.

 

#suarez

Una foto publicada por Aymen Abdennour (@aymenabdennour) el 5 de Dic de 2015 a la(s) 2:31 PST

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información