Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Barça abusó del Guangzhou gracias a un vergonzoso piscinazo

  • El conjunto culé aprovechó un clamoroso error arbitral para golear
El conjunto culé aprovechó un clamoroso error arbitral para golear
 Defensa Central Defensa Central

A día de hoy la diferencia futbolística entre el Barcelona y el Guangzhou chino es abismal. Y así ha quedado demostrado este jueves en la segunda semifinal del Mundial de Clubes, ya que el conjunto catalán se ha impuesto sin problemas por 3-0, con un hat-trick de Luis Suárez. Sin embargo, el resultado ha estado 'inflado' por un vergonzoso penalti que se ha sacado de la manga Munir. El canterano ha dado una imagen lamentable al hacer un piscinazo en la segunda parte cuando el partido ya marchaba 2-0. Por tanto, no había ninguna necesidad de aprovecharse así de la candidez de su rival, pero ya se sabe que en el club culé el fin justifica los medios. Ni en los torneos menores ganan sin ayudas arbitrales. Para que luego se quejen de 'Ligas preparadas' y arbitrajes a favor del Real Madrid...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información