Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Rossi cada vez más cerca, Bautista se aleja

  • Simón se proclamó campeón
Simón se proclamó campeón
EFE EFE

El italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) dio ayer un paso de gigante para proclamarse campeón del mundo por novena vez en su carrera deportiva en tanto que la caída que protagonizó Álvaro Bautista (Aprilia) en la prueba de 250 c.c. le alejó casi irremisiblemente de sus opciones al título mundial.

Lo mejor del fin de semana fue la carrera de campeón que protagonizó Julián Simón, que logró el título mundial con una gran victoria trabajada hasta la última vuelta frente a su propio compañero de escudería, el británico Bradley Smith.

Simón supo templar en todo momento su comportamiento para controlar hasta el final la situación y cuando tuvo claro que podía y quería ser campeón del mundo, entró como un poseso en la trayectoria de su rival para superarlo y proclamarse campeón del mundo y lo que claramente se tiene que considerar el triunfo de la perseverancia de un piloto y la eficacia tecnológica de un equipo.

En MotoGP, Rossi se encontró muy rápido con la fortuna al percatarse en la segunda vuelta de que su máximo rival en la lucha por el título mundial, su propio compañero de equipo, el español Jorge Lorenzo, cometía un garrafal error y se iba por los suelos.

 

Acaricia el Mundial

El piloto italiano tiene ahora 38 puntos de ventaja, por lo que le vale con acabar a trece puntos o menos de Lorenzo el próximo fin de semana en Sepang (Malasia), para ser campeón del mundo. La buena noticia del fin de semana fue la victoria en su regreso de Casey Stoner y lo hizo en donde más le podía gustar, en casa, en Australia, sumando así la tercera consecutiva en Phillip Island.

Lorenzo se lo puso demasiado fácil a Rossi, pues su error en la primera vuelta le entregó literalmente el título al italiano, que ahora puede llegar a Malasia con la tranquilidad de saberse campeón sólo con controlar al español y acabar justo tras él, algo que no ha sucedido en demasiadas ocasiones este año.

Igual o peor que se le han puesto las cosas a Jorge Lorenzo también le ha pasado a Álvaro Bautista en los 250 c.c., en donde una caída cuando iba detrás de Marco Simoncelli podría decirse que le ha hecho decir adiós a sus opciones al título mundial. Cierto es que todavía tiene opciones matemáticas, pero la caída cuando era segundo se nos antoja un error del piloto de Talavera de la Reina, que sabía que el líder del mundial, el japonés Hiroshi Aoyama, tenía serios problemas y marchaba en posiciones muy retrasadas.

Bautista se equivocó al forzar el rimo para dar caza a Simoncelli, que se mostró casi inalcanzable en Phillip Island y aunque regresó a la pista, la décima posición que ocupó le deja casi sin opciones al título mundial, que dependerá de los posibles errores que pudieran cometer sus rivales en los dos grandes premios que faltan por disputarse.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información