Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Barça quiere evitar repetir el ridículo ante el Kazan

  • Guardiola recupera a Alves
Guardiola recupera a Alves
Agencias/ Defensa Central Agencias/ Defensa Central

El estado del terreno del Tsentralni, el frío reinante en Kazán y la calidad del rival, que se convirtió en el primer equipo en ganar al Barça esta temporada y además lo consiguió en el Camp Nou, serán tres de los inconvenientes con los que se encontrará mañana el equipo de Pep Guardiola ante el Rubín, pero no los únicos.

El partido es importante para la suerte de un grupo que está mucho más igualado de lo que se podía prever tras el sorteo. Ultimada la mitad de la competición, tres equipos (Barça, Dinamo de Kiev y Rubín Kazan) comparten el liderato con cuatro puntos; el Inter de Milán es último con tres.

Pero además, el calendario es complicado. El Barça debe jugar dos de los tres partidos que le quedan lejos de casa, el último en Kiev, seguramente también en unas difíciles condiciones climatológicas. Por una vez Guardiola dispone de la práctica totalidad de su plantilla para afrontar el partido. Sólo Dmitro Chigrinskiy, no inscrito en la competición, y el lesionado Gaby Milito, lesionado de larga duración, están de baja.

Así, la sorpresa en la expedición ha sido Dani Alves, que se ha recuperado mucho antes de la lesión muscular sufrida. El brasileño, lesionado en el partido de ida, se ha perdido los encuentros ante el Zaragoza, Cultural Leonesa y Osasuna, pero se desconoce si su estado físico le permitirá estar al máximo nivel.

Si Guardiola cuenta con Alves, el Barça podría recomponer su defensa, después de que Eric Abidal esté en condiciones de jugar tras superar un problema en el codo. Otra cuestión a tener en cuenta es el estado físico de Thierry Henry. El francés apenas ha lucido esta temporada. El último partido con el Barça fue en La Rosaleda, se retiró por problemas físicos y posteriormente se lesionó en un partido que su selección jugó frente a Austria.

 

Regreso de Bujárov

Después del 1-2 conseguido en Barcelona, el Rubín continua con la moral por las nubes, aunque con los pies en el suelo ante la evidente superioridad técnica de los azulgranas. El equipo ruso dirigido por el turkmeno Kurbán Berdíev apenas variará la estrategia que tan buen resultado le dio en Barcelona, es decir, todos juntos detrás del balón, ahogando la salida del esférico, presionando a la línea medular azulgrana.

Respecto al anterior partido, el Rubín recupera al delantero titular, Bujárov, que volvió a los terrenos de juego el fin de semana tras recuperarse de una pequeña lesión. Bujárov, que marcó dos goles ante el Krylia Sovétov, es un delantero de 1,91 metros con un gran remate de cabeza, pero no exento de calidad, que permite a Berdíev nuevas variantes ofensivas con balones largos y a balón parado.

Además, podría regresar el capitán Semak, pulmón del equipo que se lesionó precisamente en el Nou Camp y que es fundamental en facetas defensivas, aunque Berdíev no lo utilizó el fin de semana. En cualquier caso, el jugador clave será el argentino Alejandro 'Chori' Domínguez, máximo goleador del equipo en liga con quince goles y en la "Champions" con dos tantos, un maestro en los lanzamientos de falta y en asistencias, que es pretendido por varios equipos españoles.

Sin duda, uno de los factores que marcará el devenir del partido será el "general invierno", ya que las previsiones apuntan que a la hora del partido las temperaturas marcarán varios grados bajo cero y soplará un viento gélido, que podría congelar las ideas de los jugadores barcelonistas.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información