Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Nadal, en semifinales

  • Tsonga no pudo revalidar su título
Torneo de Bercy
Defensa Central Defensa Central

Rafael Nadal, número dos del mundo, logró el pase a semifinales del Másters 1.000 de Bercy tras derrotar al francés Jo-Wilfried Tsonga por 7-5, 7-5, lo que le dará derecho a disputar su vigésimo partido contra el serbio Novak Djokovic, su rival por un puesto en la final. El mallorquín mejoró su juego con respecto a los dos partidos anteriores en la moqueta parisiense y avanzó sin problemas en una hora y 52 minutos hasta las semifinales.

Tsonga, que defendía título en Bercy, no inquietó tanto al mallorquín y eso que Nadal había asegurado que el francés era el favorito. De poco le sirvió jugar sobre su pista favorita y el aliento del público. Se fue sin inquietar a Nadal, pese a que en los cuatro enfrentamientos que habían tenido hasta el momento siempre le había creado problemas. Incluso le eliminó en las semifinales del Abierto de Australia de 2008.

Esta vez fue más fácil. Nadal ganó casi sin hacer ruido, como si no quisiera despertar a un público que le auguraba un ambiente hostil. El francés saltó firme a la cancha con un servicio demoledor, mientras Nadal tardaba en entrar en calor. Hasta en cinco ocasiones tuvo bola para robarle el servicio en la primera manga, pero el español lo conservó. Fiel a su costumbre, Nadal aprovechó mejor sus ocasiones. A la tercera bola de ruptura se hizo con el servicio de Tsonga puso un 6-5 en el marcador que dejaba el set visto para sentencia, a falta sólo de anotarse su saque. Fue un golpe enorme para el francés, que había dominado la manga aunque sin rematar. Había visto escapar cinco bolas de ruptura y había conservado fácil su servicio.

El tenis de Nadal fue mejorando mientras que a Tsonga se le encogía el brazo. Ya no ganaba su servicio con tanta suficiencia. Su final fue catastrófico. Perdió doce de los trece últimos puntos con errores garrafales. En el undécimo juego Nadal aceleró y acabó robando el saque del francés para, de nuevo, dejar el set a expensas de anotarse su servicio.
Y no falló el mallorquín, que se anotó el partido casi sin dar tiempo al público de percatarse que se les iba su mejor jugador.

A Nadal ya sólo le resta un escalón para llegar a la final. Pero tendrá que dar un gran paso para superarlo, porque Djokovic llega a París en un gran estado de forma, tras haber ganado los torneos de Pekín y Basilea, este último el pasado domingo contra el número uno del mundo, Roger Federer, que jugaba en su casa. Al mallorquín le queda el consuelo de que ha ganado a "Nole" en 14 de los 19 duelos que han enfrentado a los dos hombres llamados a dominar el tenis en los próximos años.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información