Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Inter y Rubin Kazan se juegan su pase en el Giuseppe Meazza

Inter de Milan y Rubin Kazan se jugarán mañana en el Giuseppe Meazza su continuidad a los octavos de final de la Liga de Campeones, en una jornada final de la fase de grupos que pone en liza los cuatro billetes que todavía no tienen dueño y a los que aspiran, junto a estos dos equipos, Barcelona, Dinamo de Kiev, Unirea, Stuttgart, Olympiacos y Standard de Lieja.

El Grupo F de la 'Champions' se ha caracterizado por ser uno de los más convulsos e igualados, pese a que la presencia de Barcelona e Inter de Milan presagiaba un abrumador dominio de los campeones ligueros de España e Italia. Sin embargo, Dinamo de Kiev y Rubin Kazan se han rebelado y, a falta de una jornada, ningún equipo tiene asegurado su pase. El mejor colocado es el actual campeón, al que sólo le dejaría fuera una derrota por más de dos goles en Kiev, siempre que italianos y rusos no empaten en el Giuseppe Meazza. Con la balanza bastante declinada del lado azulgrana, el mayor foco de incertidumbre reside en el duelo de Milan.

En principio, al Inter le basta con un empate, pero una debacle de los de Pep Guardiola en tierras ucranianas le obligaría a sumar la victoria. Bajo esta premisa, los hombres de Jose Mourinho deberán salir a atacar. El empuje de su afición y la rabia acumulada tras el tropiezo liguero en feudo de la Juventus (2-1) serán las mejores herramientas interistas. Sin embargo, el choque no será sencillo para el conjunto italiano, ya que se mide a una de las sorpresas de la competición. El Rubin Kazan, que acaba de revalidar corona en la liga de su país, perdió el primer partido en Kiev, pero luego no cedió en ninguno de los dos partidos contra el Barcelona ni en la ida contra el Inter, por lo que  ya ha demostrado que no es un rival sencillo.

UN BILLETE PARA UNIREA O SUTTGART, OTRO PARA OLYMPIACOS O STANDARD

Aparte del galimatías en el que se ha convertido el Grupo F, otros dos billetes siguen sin dueño a falta de la última jornada en esta fase inicial. En el Grupo E, el Sevilla ya ha garantizado su pase y para ser primero le basta con un empate en casa frente al Glasgow Rangers, colista inamovible. De esta forma, el Mercedes-Benz Arena centrará la atención del grupo con el duelo entre Stuttgart y Unirea. El equipo alemán necesita la victoria y su mayor incentivo será el debut en el banquillo del suizo Christian Gross, sustituto del destituido Markus Babbel. El pase a octavos será el mejor inicio para remontar el vuelo del equipo germano, que ocupa puesto de descenso en la Bundesliga.

El último puesto para la siguiente ronda se dirimirá en el Grupo H, donde el Arsenal ya se ha asegurado la primera plaza y puede decidir su acompañante. Si los 'gunners', invictos, ganan en Atenas al Olympiacos, abriría la puerta para el Standard de Lieja belga, que necesita ganar en Holanda a un AZ Alkmaar, que también busca los tres puntos para consolarse con la Europa League. Por último, en el Grupo E solo queda una cuestión menos por resolver, ya que Florentina y Olympique de Lyon tienen asegurada su presencia en las rondas eliminatorias. Para auparse al primer puesto, el conjunto francés debe superar en casa al Debreceni y que el Liverpool supere en Anfield al equipo italiano, en el partido de despedida de los 'reds' antes de embarcarse en la Europa League.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información