Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¿El llorón lo hizo de verdad?

  • Messi, entre la espada y la pared
Messi, entre la espada y la pared
I.L I.L

Messi se pasó de llorica. El delantero argentino del Barcelona utilizó la técnica del niño pequeño y se echó a llorar por la impotencia que le produjo caer eliminado ante el Sevilla en el partido de vuelta de la Copa del Rey.

En lugar de dedicarse a jugar y a pasar más el balón a sus compañeros, un acto muy poco común cuando Messi controla la pelota, el argentino no pudo superar la justa eliminación de los suyos de la Copa y rompió a llorar, según informó el Sport, como lo hacen los alevines cuando caen eliminados en el torneo de Navidad que, tradicionalmente, suele disputarse en Canarias.

Habría que analizar las razones que llevaron a Messi a las lágrimas. Parece que una simple eliminación de la Copa del Rey es algo exagerado. Sin ir más lejos, en Argentina, su propio país, se preguntan si esas lágrimas eran verdaderas. Y es que en la patria de Messi, cualquier movimiento del argentino es mirado con recelo, pues se le considera un jugador que sobreactúa todo lo que tiene que ver con el Barcelona mientras que su pasotismo cuando defiende a Argentina es una cualidad más que palpable.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información