Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Guardiola, forzado a renovar

  • Paripé en toda regla del Barcelona para aplazar el problema
Paripé en toda regla del Barcelona para aplazar el problema
I..L.- E.P I..L.- E.P

El entrenador del FC Barcelona, Josep Guardiola, ha renovado ficticiamente con el Barcelona por una temporada más, ya que a pesar de confirmarlo en rueda de prensa, el técnico no firmará su nuevo contrato hasta que pasen las elecciones en el Barcelona.

Paripé en toda regla el vivido en la mañana de este miércoles en la sala de prensa del F.C. Barcelona. El de Santpedor, que compareció junto al presidente Joan Laporta y el secretario técnico Txiki Begiristain, estará en principio al frente de la primera plantilla del FC Barcelona hasta 2011 y verá mejorado su contrato dos días después de celebrar su 39 cumpleaños. Eso, siempre y cuando el propio Guardiola otorgue el visto bueno tras las elecciones, pues las condiciones del contrato tendrán que ser negociadas con el próximo presidente.

En definitiva, el conjunto culé ha dado un paso más hacia el esperpento, pues realmente ha convocado una rueda de prensa para informar sobre una 'no renovación'. Detrás, su único objetivo ha sido el de echar balones fuera y desviar el problema de la renovación de Guardiola hasta final de temporada, cuando el conjunto blaugrana no esté en plena disputa de los títulos de esta temporada.

Una tomadura de pelo en toda regla que se confirmó al Guardiola asegurar, tras hacerse oficial la renovación, que hubiera preferido renovar a final de temporada pero que, el hecho de estar fuera de la Copa del Rey, y el proceso electoral, le hizo encontrarse con Laporta para firmar el acuerdo de renovación. "Entiendo la situación, y no era plan de que cada vez que saliera el presidente le preguntaran por el tema. Sé que tarde o temprano dejaré de ser entrenador del Barça, pero en ningún lugar estaré mejor que aquí", manifestó.

En definitiva, el Barcelona ha aplazado la renovación del entrenador hasta el próximo 1 de junio, cuando será el nuevo presidente y el propio Guardiola los que tomen la decisión final sobre la continuidad del técnico. Mientras tanto, el conjunto catalán evita las especulaciones y se da un plazo de tranquilidad que quizás no sea pleno si los resultados no terminan por acompañar, como ya ha sucedido en la Copa del Rey.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información