Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un madridista, bandera en mano, dejó al Barça en segundo plano

  • Dejó helados a los 5000 barcelonistas que acudieron al entrenamiento culé en Palafrugell
El madridismo, a tope
I.L I.L

Hay que reconocer que ser madridista en Barcelona no es una ‘profesión’ fácil. El antimadridismo que, personajes como Laporta, han difundido en la afición del Barça hace que todo lo que huela a merengue en Cataluña (si el olfato es de un culé) sea repudiado.

Sin embargo, los madridistas no se amilanan con cualquier cosa. Ya en la presentación de Ibrahimovic en el Campo Nuevo se pudo ver a un seguidor madridista con su bandera. Fue maltratado y golpeado por la escoria que, ese día, acudió al Campo Nuevo. Es lo que tiene fomentar el antimadridismo, que las masas lo interpretan a su manera. Y ésta suele ser a golpes.

Pese a todo, el amor por el Real Madrid en Barcelona hace más fuertes a los merengues que allí viven. Sin ir más lejos, esta misma mañana, un seguidor madridista, bandera en mano, fue el gran protagonista del entrenamiento que llevó a cabo el Barcelona en Palafrugell. El madridista, lejos de amilanarse, sacó a pasear su bandera con orgullo rodeado por 5000 barcelonistas que tuvieron que rendirse a la evidencia de que no pueden quitarse al Madrid de la cabeza ni en los entrenamientos.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información