Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Lapuerta ningunea a sus rivales

  • Va contando a sus íntimos que no hay ninguna posibilidad de perder las elecciones
Va contando a sus íntimos que no hay ninguna posibilidad de perder las elecciones
I.L. I.L.

Juanito Lapuerta va de sobrado. Al igual que en las pasadas elecciones, en las que Lluis Bassat se veía convencido de ganar a sus rivales, ésta vez le toca al actual presidente blaugrama, quien va contando a sus íntimos que no hay ninguna posibilidad de que Rosell pueda superar a Godall en la cita electoral del 13 de junio.

Según ha podido saber DC, quien maneja absolutamente la candidatura de Alfonso Godall es Joan Laporta. Al igual que ocurriera a nivel nacional en el PP cuando Mariano Rajoy sucedió a José María Aznar, el candidato de Lapuerta es únicamente el monigote de éste, y apenas tiene poder de decisión en esa candidatura electoral. Buena prueba de ello es el esperpéntico episodio vivido semanas atras, en el que Lapuerta intentó convencer a su delfín de que no era necesario promocionar su candidatura en las distintas redes sociales (Facebook, Twitter, Tuenti, etc) simplemente porque ¡no lo necesitaban!

Las razones que esgrimía el máximo mandatario blaugrana son las siguientes: al haber ganado el pasado año el Barcelona los seis títulos, el presidente, ignorante como es él, vino a insinuar a su entorno que era prácticamente imposible que perdieran esas elecciones debido a la supuesta satisfacción que tendrían los socios con él debido a su extraordinaria gestión en el aspecto deportivo. Además odia la posibilidad de equipararse con Sandro Rosell, al que él llama despectivamente como "el otro", que si se está valiendo de las redes sociales para hacer llegar su programa electoral.

Visto lo visto, muchos creemos que Lapuerta se va a llevar una desagradable sorpresa cuando se sepan los resultados de las elecciones del 13 de junio a la presidencia del Barcelona. Primero, porque el favorito del electorado es Sandro Rosell, una persona mucha más honesta que Lapuerta. Y segundo: el socio culé está muy descontento del uso que ha hecho del Barcelona para sus propósitos personales, que no es otro que el de autopromocionarse para ser candidato a la Generalitat, y tienen miedo de que Godall siga por el mismo camino que su antecesor.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información