Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Barcelona se ahogó en el Manzanares

  • Tras la derrota ante el Atlético (2-1), los culés se quedan a tiro de piedra
Tras la derrota ante el Atlético (2-1), los culés se quedan a tiro de piedra
I.L. - EP I.L. - EP

El FC Barcelona rompió su racha de imbatibilidad (2-1) en la Liga BBVA frente al Atlético de Madrid en el Vicente Calderón en un encuentro en el que el conjunto rojiblanco mostró su versión 'A' y el líder acusó las bajas en defensa pese a que Zlatan Ibrahimovic rompió con dos meses de sequía.

De esta forma, el Barça, que exhibió una de las peores imágenes del curso, vio recortada su ventaja a tan sólo dos puntos respecto al Real Madrid y acumuló una noticia negativa más, tras la lesión de Keita, que se perderá un mes debido a una rotura muscular en los isquiotibiales de muslo derecho.    

Corría el minuto 9 cuando el utrerano Reyes cogía el balón en propio terreno roiblanco y, tras driblar a Andrés Iniesta, metió un pase medido a Forlán, que no perdonó en el mano a mano, a pesar del intento de Valdés de adivinar la trayectoria.

Con este gol, el Barça, que aún no había ido por detrás en ningún partido de Liga, intentaba llegar a la portería defendida por De Gea, quien detenía los tímidos ataques de los catalanes que venían, principalmente, desde la banda izquierda por medio de Pedro. Y es que el canario tuvo que sustituir a Keita en los primeros minutos, después de que el malí se tuviera que retirar por problemas musculares.

Aún así, con un Xavi vagando por todo el campo gracias al marcaje de Paulo Assunçao, el Barcelona pudo probar al joven meta local. Pero el Atlético de Madrid, que si por algo destaca es por el contragolpe, volvió a sorprendrer a la pésima defensa blaugrana y, en esta ocasión, el Kun Agüero desperdició una gran ocasión que pudo rematar al líder de la competición doméstica.

Con el Barcelona desesperado y lanzado al ataque, Simao puso el 2-0 en el marcador después de ejecutar una magistral falta directa que sorprendió a Valdés como ya lo hiciera en el partido de Copa del Rey frente al Recreativo de Huelva. A partir de ahí, Iniesta comenzó a aparecer desdibujando la defensa rojiblanca y, junto a Messi, hacían presagiar un gol blaugrana que llegaría a la salida de un córner, cuando Zlatan Ibrahimovic remató a gol en el segundo palo, gracias a un regalo en la marca de los colchoneros.

Tras acortar distancias, los pupilos de Guardiola, que no paraba de dar instrucciones al centro del campo, comenzaron a dominar el control del partido y Messi e Ibrahimovic, después de dos grandes jugadas, probaron fortuna sin recompensa ya que De Gea mostró que se sigue consolidando como uno de los grandes porteros españoles.

Impotencia culé

FICHA TÉCNICA.

ATLÉTICO DE MADRID 2: De Gea; Ujfalusi, Perea, Domínguez, Antonio López; Assunçao, Tiago, Reyes (Valera, min. 86), Simao; Agüero (Ibrahima, min. 92) y Forlán (Jurado, min. 82).

FC BARCELONA 1: Valdés; Jeffren (Bartra, min. 60), Puyol, Milito, Maxwell; Busquets, Xavi (Bojan, min. 78), Keita (Pedro, min.7); Iniesta, Messi e Ibrahimovic.

--GOLES.

   1 - 0, min. 9: Forlán.

   2 - 0, min. 22: Simao.

   2 - 1, min. 27: Ibrahimovic.

ÁRBITRO: Iturralde González (colegio vasco). Amonestó con tarjeta amarilla a Simao (min. 60), por parte del Atlético de Madrid y a Jeffren (min. 29), Maxwell (min. 67), Busquets (min. 75), Puyol (min. 79) e Ibrahimovic (min. 88), por el FC Barcelona.

ESTADIO: Vicente Calderón. 55.000 espectadores.

Tras la reanudación, el Barcelona seguía dominando la posesión, pero el Atlético, con una gran presión y arropado por su público, no dejaba pensar al centro del campo blaugrana que no encontraba los pases idóneos para Ibrahimovic que se buscaba su hueco entre Perea y Domínguez.

En el minuto 56, Agüero gozó de otra gran ocasión que desbarató Víctor Valdés que se mostró muy seguro a excepción de los goles y que veía como llegaban las ocasiones por la banda izquierda donde Jeffren se veía superado por Simao. El venezolano, que llegaba después de renovar su contrato, tuvo que ocupar el lateral derecho, una posición que ya ocupó frente a la Cultural Leonesa en Copa, pero que le venía grande ya, que es un jugador de ataque, como ya demostró en la final del Mundial de Clubes ante Estudiantes.

Con el paso de los minutos, Guardiola veía que su equipo apenas llegaba a la meta rival y decidió dar entrada a Bojan el lugar de Xavi, pero ni Messi, que se quedaba en la zona media, ni Ibrahimovic, en continuo fuera de juego, inquietaban a una defensa atlética que no sufrió.

Mientras, los de Quique Sánchez Flores seguían con su asfixiante presión en la medular y aprovechar los 'picotazos' del Kun y Forlán que no dejaron descansar a la zaga azulgrana que se mostró sólida con un Milito totalmente recuperado. Finalmente, los cambios atléticos y el continuo parón en el juego, dieron la victoria a los madrileños que, una vez clasificados para la final de la Copa del Rey, necesitar suman de tres en tres para salir de la zona baja de la tabla y comenzar a mirar a Europa.

Así, el Barcelona mantiene una vez más el liderato, pero ya con sólo dos puntos de ventaja sobre un Real Madrid que parece haber encontrado su mejor versión de juego y que promete arrebatárselo en breves jornadas.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información