Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ni siquiera el 'Iturraldato' salvó al Barça

  • Los de Guardiola caen en el Calderón incluso con ayudas arbitrales
Los de Guardiola caen en el Calderón incluso con ayudas arbitrales
Defensa Central - BF Defensa Central - BF

El FC Barcelona visitaba al Atlético de Madrid aspirando a mantener la ventaja en la tabla con el Real Madrid. Los blaugranas llegaban mermados por las bajas lo que, unido a la falta de fútbol del equipo, hizo que los culés se agarraran, otra vez, a las ayudas arbitrales.

El Barcelona cayó por 2-1 ante el Atlético de Madrid en la que supone la primera derrota del conjunto catalán en Liga esta temporada. Este resultado permitió al Real Madrid acercarse al equipo de Guardiola en la clasificación, aunque ésto podría no haber sucedido si los blaugranas hubiesen aprovechado la 'manita' que les echó Iturralde González en un vano intento por impedir el hundimiento culé.

El colegiado vasco se convirtió en el jugador número 12 de los de Guardiola convirtiéndose en el componente más decisivo de un conjunto a la deriva. El Barça vio cómo un remozado Atlético les pasaba por encima. Y la cosa podría haber sido peor si el 'hombre de negro' hubiera dejado al Barcelona con diez jugadores expulsando a un Maxwell que repitió una jugada calcada a la que le valiera a Cristiano Ronaldo dos partidos de sanción. El lateral brasileño sacó el brazo a pasear por el rostro de José Antonio Reyes con un resultado que dista mucho de parecerse al del jugador madridista: tarjeta amarilla para Maxwell y la oportunidad de repetir croché en una jugada posterior que Iturralde, pese a verlo, como reconoció en el acta, prefirió omitir. Ante la pasividad del árbitro, Maxwell se creció y continúo ejerciendo el fútbol subterraneo el resto del encuentro sin consecuencias graves para su permanencia en el campo más allá de su propia inoperancia.

Por si fuera poco, un inseguro Jeffren vio su correspondiente tarjeta amarilla en la primera parte durante un lance del juego. Bien, todo normal. Pero después, cuando Iturralde tuvo que demostrar quién es el encargado de ordenadr el juego sobre el terreno de juego, demotró que él no era el tipo indicado. Durante un rifirrafe del canterano con Simao, el imporovisado lateral se tiró al suelo a cazar el balón, pero no, lo que alcanzó fue al futbolista portugués. Lo que debía ser su segunda cartulina y prematura visita a los vestuarios terminó en un nuevo caso de ceguera arbitral... a favor del Barça, por supuesto.

Finalmente, el Atlético de Madrid lograría aguantar el marcador e infringir el correspondiente castigo al Barça. Iturralde se retiró satisfecho: jugó los 90 minutos y fue el mejor del equipo, del equipo blaugrana. Una vez más, había logrado ser el protagonista. Esta jornada no hablarían de 'Villarato', esta vez sería el 'Iturraldato'.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información