Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Lapuerta, a pagar por chorizo

  • Él y su junta directiva deberán avalar por las pérdidas en el ejercicio del año 2003
Él y su junta deberán avalar por las pérdidas en el ejercicio del año 2003
Agencias - DC Agencias - DC

La Audiencia de Barcelona ha condenado al presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, y a los directivos que le han sido fieles en sus dos mandatos, a avalar por las pérdidas de 63 millones de euros que generaron justo al llegar al club, al final de la temporada 2002-2003, al dar de baja a una decena de jugadores.

En la sentencia, que llega pocos meses antes de que expire el mandato de Laporta, la sección 16 de la Audiencia de Barcelona estima parcialmente el recurso presentado por un socio del club, después de que inicialmente un juez determinó que ni Laporta ni sus directivos estaban obligados a avalar. La Audiencia no especifica la cantidad que Laporta y los siete directivos tendrán ahora que avalar, porque la sala dice desconocer el presupuesto de la temporada 2009-2010, que sube a 405 millones.

Según la sentencia, para calcular el aval, que Laporta y sus directivos tendrán que aportar a partes iguales, se deberá fijar el 15% del presupuesto del curso 2009-2010 y deducir los beneficios acumulados hasta junio de 2008 (24 millones de euros) y el resultado del ejercicio 2008-2009. El fallo subraya que las pérdidas producidas por la directiva de Laporta en su primer mandato, que eleva a los 63,8 millones de euros generados en la única semana (entre el 22 y el 30 de junio de 2003) que estuvieron al frente del club del curso 2002-2003, deben ser tenidas en cuenta "a todos los efectos", ya que no las pagaron.

Por ello, la Audiencia establece que si la Junta de Laporta no pagó estas pérdidas, "no se puede admitir" que los beneficios acumulados durante el primer mandato, que alcanzaron los 71 millones de euros, sirvieran para "exonerar" a los directivos de la obligación de presentar avales en su segundo mandato. Si en un mandato se producen pérdidas, según la Audiencia, éstas deben ser compensadas con los beneficios que se obtengan en el mismo mandato o ser cubiertas, a través de avales, por los directivos.

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información