Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un 78 por ciento no le votaría

  • Juan Lapuerta queda en evidencia
Juan Lapuerta queda en evidencia
I.L. I.L.

Juanito Lapuerta lo ha conseguido. A pesar de estar al frente del mejor Barcelona de la historia, el actual máximo mandatario del conjunto culé va a pasar a la historia como el peor presidente que ese lub haya tenido jamás. Un hito realmente al alcance de muy pocos...

Y es que, por mucho que a Juanito Lapuerta, él solo mencionar su nombre en la Ciudad Condal provoca una mezcla de asco y repugnancia entre sus habitantes. Porque este personaje (no merece ser llamado de otra forma) se ha equivocado en el fondo y en las formas de presidir un club de la historia y el prestigio del Barcelona. Así lo entienden también los catalanes, que apenas dan crebibilidad a este personaje.

En una encuesta publicado por el diario deportivo catalán Gol se pregunta si, en el caso de si Lapuerta pudiera volver a presentarse a las elecciones, si ustedes, aficionados del Barça, estarían dispuestos a votarle. Y la respuesta no pudo ser más clara, ya que un 78 por ciento de los participantes de esa muestra dijeron que no, mientras que sólo un 22 por ciento dijo que sí. Esto, traducido al aforo del Campo Nuevo, implicaría que, de los 96.000 espectadores que llenarían ese estadio, 77.000 estarían en contra de Laporta y sólo 19.000 a favor.

Pero es que hay más. A la pregunta de como calificaría la gestión realizada por el señor Lapuerta, sólo un 18 por ciento la considera como buena o muy buena, mientras que el 88 por ciento la considera regular (35%), mala (41 %) o muy mala (6%). Un dato realmente llamativo sobre todo si hablamos de alguien que no se cansa de decir que ha conseguido construir el mejor Barça de la historia, o que gracias a él ese equipo es más universal que nunca. Así que, viendo los resultados, Juanito, parece que el chollo de la presidencia se te ha acabado...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información