Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Barcelona, con el victimismo como estrategia

  • Empiezan a aludir a una supuesta campaña de persecución para desviar la atención de su pésimo rendimiento
En Barcelona empiezan a aludir a una supuesta campaña de persecución
I.L. I.L.

El Barcelona ya no es líder de la Primera División. Y eso asusta al barcelonismo. Por ello, en la Ciudad Condal se está empezando a barruntar la estrategia a seguir en las próximas fechas de cara a competirle el título al Real Madrid, aunque ésta parece tener poco de deportiva y se está encaminando hacia el victimismo.

"Algunos medios de Madrid han conseguido presionar a los árbitros contra el Barça y aunque sus responsables en privado se sonrojen siguen en su línea, en lo que puede considerarse la mayor campaña iniciada en los últimos años, con diarios luchando por ser cada cual más madridista y más antibarcelonista. Para frenar al Barça, todo vale". El texto anterior se trata de un extracto del artículo publicado este lunes en el periódico Mundo Deportivo por el periodista Santi Nolla, viniendo a ser un ejemplo de cuál es el camino a seguir que se está tomando en en Barcelona ante el cambio de tornas de las últimas semanas.

Es curioso que en la prensa catalana sean ejemplo de la manida frase de "ver la viga en el ojo ajeno y no hacerlo con la paja en el propio" cuando en sus propios medios fueron incapaces de decarle su portada al Real Madrid tras ganar la Novena en Glasgow; o no yéndonos tan lejos, cuando incluso llegaron a insultar a Cristiano Ronaldo por su lance con Mtiliga. Ahora lo que toca es hacerse los pobrecitos y acusar a la prensa de Madrid de orquestar un complot arbitral favorable conjunto blaugrana.

Todo esto induce a pensar que, como diría Tomás Guasch, el cagómetro culé se ha disparado. Tanto que ahora Guardiola no puede mantener su imagen común de 'gentleman' y acaba expulsado más de lo que debiera, mientras que el equipo ha dejado de jugar como lo hizo la campaña pasada. Lo deportivo no funciona y, en consecuencia, es momento de pasar a las excusas de carácter psicológico. Poco importa que los árbitros sigan beneficiando jornada sí y la siguiente también a los culés, porque ahora lo que se lleva es el ir de víctimas y achacar todos los males propios a la presión ejercida por el hecho de ser el equipo más beneficiado de este país y, probablemente, de Europa.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información