Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Guardiola nos muestra su verdadera personalidad y ya no engaña a nadie

  • Aunque el Comité le expedientó, la cosa no va a pasar a mayores. El Barcelona y su técnico, por tanto, se van a ir de rositas.
Su lugar natural de siempre
I.L I.L

Después de mucho tiempo estamos empezando a ver, poco a poco, al verdadero José Guardiola. El mismo que es capaz de insultar a un árbitro a la cara. El mismo que se pone como un basilisco cuando entiende que le perjudican. Ese al que los interesados pelotas han querido vendernos como el hombre moderno y comedido que no ha sido en toda su vida y que nunca será.

Ayer el Comité de Competición decidió expedientarle por tachar de mentirosos a dos colegiados españoles. Por mucho menos que esto, en Italia se sancionó a Mourinho con tres partidos. Aquí sólo se le abrirá un expediente. No se espera nada más. Una vergüenza intolerable, pero así será. El Comité quiere tomarnos por tontos y aparentar ser fuerte en sus decisiones pero nada más lejos de la realidad. Sólo le hará cosquillitas en los pies a su jefe, el Barcelona. Lo que digan sólo son pamplinas.

Lo que parece que empieza a demostrarse, como ya venimos denunciando en DC, es que Guardiola ha engañado a mucha gente. Su señorío, a la larga, se ha demostrado que ha sido más falso que un reloj de los chinos. Mientras las cosas le han ido bien, su pose quedaba de pelotas. Ahora que siente que el Madrid le va a limpiar la Liga y que en la Champions tuvieron que robar en Alemania al Stuttgart para sacar un mísero empate empezamos a ver al Guardiola sin careta. El que insulta, se enfada, grita, gesticula, lloriquea y patalea. Éste y no otro es el verdadero José Guardiola.

Así se las gasta Guardiola:

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información